Pasadas las Fiestas Patrias, baja el remordimiento por todo lo comido y bebido, y en algunos casos, seguramente esa ingesta de alimentos en exceso y a deshoras, significó unos kilos extras en el cuerpo.

MIRA TAMBIÉN Carabinero lanza versión del "meme del gato" para prevenir accidentes en Fiestas Patrias

Para eliminarlos, la Nutricionista de Clínica de Salud y Nutrición Vie et Santé, Paula Charpentier, señala que no hay fórmulas mágicas y acá nos entrega algunos tips:

1.- Ordenar horarios. Respetar las cuatro comidas diarias y las dos colaciones, “independiente de los kilos que haya subido la persona, es esencial, que cumpla con su desayuno, almuerzo, once y cena, más la colación am y la pm. Evitar largos períodos sin consumir algún tipo de alimento”.


2.- Azúcar. La especialista aclara que las personas deben evitar los azucares, es decir, no consumir galletas, tortas, pasteles, manjar. Ningún alimento que contenga azúcar. El azúcar es muy dañina, afecta los tejidos, acelera el envejecimiento, crea adicción, provoca el aumento de peso y reduce el nivel de saciedad, entre otras.

 

3.- No Grasas saturadas y trans. Decirles adiós a frituras, comidas chatarras, embutidos, papas fritas, entre otros. Estos producen producen enfermedades cardiovasculares y obesidad. Además de aumentar el colesterol malo (LDL), reducen el bueno (HDL), y elevan los triglicéridos, dando como resultado la acumulación del colesterol en las arterias y el aumento de riesgo de cardiopatías o accidentes cerebrovasculares. 

 

4.- Frutas y Verduras. “Es importante que las personas prioricen el consumo de frutas y verduras, al menos tres frutas y dos platos de verduras al día. Ellos ayudan al aumento de consumo de fibra, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, controlan los niveles de azúcar en la sangre, producen saciedad, entre otros beneficios. Las verduras, crudas, asadas o al vapor se pueden acompañar con carnes magras como pollo, pavo, vacuno magro como posta negra o rosada, lomo liso, asiento, filete, pollo ganso, también cocinados a la plancha o parrilla. 

5.- Lácteos descremados para bajar el consumo de grasa y no más de 3 porciones diarias. Evitar mantequillas, margarinas o quesos.

6.- Agua. Al menos 2 litros diarios. Nos mantendrá hidratados, a mantener la temperatura corporal, limpia nuestro organismo y elimina toxinas. Y ojo, a veces se confunde hambre con la falta de hidratación.

 

7.- No Alcohol. No es ningún aporte, contiene puras calorías vacías que se acumulan en forma de grasa en nuestro cuerpo.

8.- NO hacer dietas que estén de moda, o las muy restrictivas. Menos consumir medicamentos sin la supervisión de un especialista, para evitar la ansiedad, ya que después puede venir el efecto rebote.

 

9.- Ejercicios. Son elementales, realizar alguna actividad física, caminatas, trote, bicicleta. La que te acomode o sea más fácil, pero hazla. Como mínimo 3 a 4 veces por semana y 45 minutos cada sesión.