Esta semana empezó la discusión del segundo retiro del 10% en el Congreso, un proyecto que ya posee gran apoyo popular pero poco convencimiento por parte del Gobierno que creen que esto será aumentar aún más la pobreza de las pensiones. Los fondos de pensión han sido una solución para varios chilenos que se encuentran cesantes y con deudas producto de la pandemia del coronavirus. 

Sin embargo a pesar de los deseos de los ciudadanos, la Asociación de AFP comentó que en caso de que la medida llegara a concretarse, podría dejar sin ahorros previsionales a alrededor de cuatro millones de afiliados. No solo ese sería un gran problema, sino que, además, habría una brecha de género donde las mujeres habrán retirado más de la mitad de sus ahorros, 56% versus un 43% en el caso de los hombres.

Además, un 42,6% de ellas quedaría con saldo cero en su cuenta, mientras que 165 mil mujeres podrían retirar el máximo.

"Los afiliados al sistema previsional tienen claro que estos ahorros les pertenece y lamentamos que sean ellos, una vez más, los que con sus ahorros tengan que asumir las consecuencias de la crisis y no sea el Estado el que se haga cargo de esa situación", manifestó Fernando Larraín, gerente general de la Asociación de AFP.

Desde el Gobierno, La Ministra del Trabajo, María José Zaldívar, indicó que el foco debe estar en mejorar el sistema de pensiones y no en dejar sin fondos a los afiliados.