Foto: www.elperiodico.c

Fundación Las Rosas lanza campaña para que "Nuevos Amigos" colaboren con ancianos de la institución

  • Por Francisca Contreras

Guardar

Guardada

“Cuando se llega a viejo, llegan algunos problemas: las enfermedades, los remedios. Cuando se llega a viejo la vida se hace más difícil, insostenible a veces”. Con estas palabras se inicia el clip de un minuto y medio con el que Fundación Las Rosas, institución que se ha hecho cargo de acoger ancianos en situación vulnerable desde su conformación en 1967, llama a apoyar a aquellas causas que dan una vida más digna a la tercera edad.

Con un total de 35 hogares distribuidos entre la quinta y decimocuarta región, en los que se acoge a un total de 2.370 personas, y con planes de concretar nuevos proyectos habitacionales en otras zonas, la fundación espera poder recibir a futuro a 1.050 ancianos que se encuentran en lista de espera, pertenecientes a uno de los segmentos más vulnerados dentro de la sociedad.

Las labores del hogar de acogida van más allá de prestar servicios médicos, alimentar y ser un techo para sus habitantes. También se entregan herramientas para que los adultos mayores puedan valerse por sí mismos, en un mundo en que la vejez se ha convertido en un verdadero drama internacional, por los altos costos de las enfermedades y cuidados que requiere este periodo de la vida.

“Alegría, compañía y la misericordia de Dios”, estas son las tres premisas con las que día a día los hogares de la organización entregan tranquilidad y dignidad a los ancianos, que se logra también a través de los lazos que van forjando con sus semejantes, miembros de su familia y trabajadores de la fundación.

Fundación Las Rosas se financia a través de donaciones, ya sea de particulares o empresas privadas, a quienes llaman “Nuevos Amigos”, con la intención de involucrar a los benefactores con la causa. Además, abren las puertas de cada uno de sus hogares a colegios, movimientos religiosos, y otros grupos, para que visiten a ancianos que muchas veces no tienen a nadie que les entregue cariño y preocupación dentro de sus familias.

Los aportes se traducen en importantes acciones para la atención directa de los ancianos. A continuación un detalle entregado por Fundación Las Rosas:

$ 7.000, mensuales que equivalen a 1 semana de pañales para un abuelo postrado
$ 10.500, mensuales que equivalen a 1 semana de alimentación
$ 12.500, mensuales que equivalen a 1 día de atención para un abuelo NO Valente.
$ 22.500, mensuales que equivalen a 15 días de alimentación para un residente.

 

Compartir