Mala vibra: No utilices estos 12 objetos en tu dormitorio

Mala vibra: No utilices estos 12 objetos en tu dormitorio

  • Por Claudio Arce

Guardar

Guardada

No se trata de supersticiones, pero sí es importante lograr que nuestros espacios más íntimos se parezcan más a nosotros e influyan positivamente en nuestro temperamento.

El Feng Shui lleva al menos 4 mil años estudiando la relación de la naturaleza y el espacio ocupado por los humanos, y de este arte se han desprendido hacia el mundo occidental buenas prácticas que impactan positivamente en nuestras vidas.

Hay quienes aseguran que mientras más armónicas y limpias estén nuestras casas mayor prosperidad, salud y éxito va a llegar. Por eso es importante conocer en qué línea se cruzan todos los estudios del feng shui vinculados con lo que llamamos “malas vibras” y cómo eliminarlas.

Hay objetos que repelen lo que se conoce como Chi, que es la energía armónica citada por los orientales.  En esta lista te explicaremos los objetos que debes sacar de la casa -especialmente de los dormitorios- lo que debes reparar y lo que puedes reutilizar.

MIRA TAMBIÉN: Los mejores consejos del Feng Shui para el dormitorio

1. Flores secas: Si recibiste un ramo de flores por tu cumpleaños, disfrútalo mientras estén lindas y frescas, pero una vez que comienzan a marchitarse hay que sacarlas de la casa. Y jamás las coloques sobre la cómoda de tu habitación. Además de ser un proceso de descomposición natural, el feng shui  asocia las flores marchitas con la absorción de malas energías.

 

 

2. Joyas y maquillaje dañado: Muchas veces queremos seguir usando el blush aunque ya sabemos que el estuche está muy roto. O mantenemos en el joyero una pulsera ya gastada por el tiempo. La recomendación es depurar nuestro estuche de prendas, reparar la que lo amerite y botar el maquillaje gastado.

3. Papeles viejos: Es lo que se acumula con más facilidad. Revisa lo realmente importante, clasifica y guarda, como por ejemplo los documentos de propiedad. El resto, como copias, revistas sueltas, papeles que ya perdieron vigencia, cuadernos usados, cajas dañadas, material de oficina e incluso pinceles viejos o envases de perfume tienen que botarse. Estos materiales estancados atraen mucha mala energía y afean los espacios.

4. La ropa rota: Incluso si ya tiene reparaciones, la ropa gastada debe ser eliminada de la casa. Muchas veces guardamos ropa que nos regalaron pero que jamás usamos. Por respeto, es mejor cederla a otra persona que sí la necesite en vez de ponerla a que se deteriore en el armario. La ropa vieja y rota reduce las buenas vibras del dormitorio.

5. Los espejos: ¡Lejos de la cama! El feng shui advierte que el espejo absorbe muchas energías y tener un espejo cerca de la cama afecta las relaciones de pareja y el sueño. Si el espejo está manchado, opaco o con golpes no tienen reparación, se deben botar. Si lo que está dañado es el marco, es buen momento para renovarlo.

MIRA TAMBIÉN: Con estos 5 elementos en tu dormitorio garantizas un buen descanso nocturno

6. Escobas, lejos y hacia abajo:  Las escobas deben reposar en la parte de la casa donde ubicamos los trastos, y nunca deben colocarse con las cerdas hacia arriba. Ellas barren las malas energías.

7. Pinturas violentas o tristes: Escenas de cacería, de guerras o rostros afligidos emanan malas energías. Con solo verlos ya nos cargamos de pesadez. Se recomiendan cuadros con ciudades prósperas, escenas armónicas, que emanen felicidad y abundancia.

 

8. Vajilla rota, jamás: Nos ponemos sentimentales con la cerámica de la cocina, con los platos y tazas de la vajilla cuando ya está incompleta, manchada y rota. Debemos saber que retener objetos por puro recuerdo no aporta nada y ocupa un espacio que puede llenar una pieza nueva.  El feng shui sugiere depurar la cocina y el comedor de objetos en mal estado.

9. Pieles y cuernos: Al fin y al cabo, estos objetos son provenientes de la muerte de animales y esto trae consigo malas energías. Decorar una casa con pieles, cuernos, marfiles, caracoles o animales que fueron embalsamados son considerados de mala suerte. Si se trata de alguna pieza de interés científico, será mejor hacer donaciones a los museos de ciencias naturales, que en gran parte se nutren de estas excentricidades.

10. Relojes dañados: Nada más negativo que un reloj de pared detenido, un reloj de mesa dañado o sin baterías. Este tipo de objeto debe estar activo todo el año.

11. Rincones caóticos: Evitemos acumular muebles, sillas rotas o maletas en rincones de la casa. Muchas veces hacemos estos montones como “tarea pendiente” pero nunca reparamos ni liberamos el espacio.

12. Ampolletas fundidas: Ningún artefacto debe estar dañado en la casa, y si esto ocurre debe ser prioridad su reparación o reemplazo. Las ampolletas fundidas disparan el mal Chi.

13. Regalos de relaciones pasadas: Aquí va de nuevo el sentimentalismo. Si una ex pareja te regaló unos pendientes, ya es hora de que pasen al pasado. Los regalos nos atan a la energía del que lo dio, y si esa persona trae malos recuerdos es mejor desecharlos.

Compartir