Foto referencial.

¿Estrés crónico y desmotivado?: Podría ser síndrome desgaste profesional

  • Por Patricia Pineda

Guardar

Guardada

Por Patricia Pineda 

Recientemente la Organización Mundial de la Salud, OMS, informó que el Desgaste profesional, también conocido como "burn-out" más que una enfermedad es un síndrome relacionado directamente con un "fenómeno vinculado al trabajo" y al estrés crónico.

De acuerdo a la instancia internacional, la condición es descrita como "un síndrome (...) resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito" y que se caracteriza por tres elementos: "una sensación de agotamiento", "cinismo o sentimientos negativos relacionados con su trabajo" y una "eficacia profesional reducida".

En entrevista con Ahora Noticias, el doctor Pedro Retamal, profesor de la Universidad de Chile y psiquiatra de la Clínica Santa María, coincide en que más que una enfermedad, el desgaste laboral es un estado relacionado más a problemas físicos y emocionales.

MIRA TAMBIÉN: OMS incluye el desgaste profesional como enfermedad: Síndrome por estrés crónico en el trabajo

MIRA TAMBIÉN: ¿Es la depresión un tema tabú en Chile?

Retamal señaló que existen varios factores detonantes para que una persona esté ante esta situación entre los que destaca:

- Conflictos laborales.

- Carga laboral excesiva.

- Acoso laboral.

- Relaciones laborales inadecuadas, entre otros.

De acuerdo al especialista, lo primero que se debe hacer cuando se sospecha de su existencia es realizar un análisis de la situación para determinar si realmente se tiene "burn-out" u otra patología específica. "A veces hay una mezcla de síntomas depresivos con ansiedad o estrés postraumático".

MIRA TAMBIÉN: Insuficiencia de vitamina D podría estar relacionada con la depresión estacional

¿Cómo identificar el síndrome?

Por considerarse una experiencia de estrés individual que se manifiesta más que todo en los contextos sociales, el psicólogo Eduardo Sánchez precisó que uno de los principales signos del mismo es el agotamiento emocional moderado o grave, "es decir, el trabajador considera que no dispone de los recursos emocionales para enfrentar las tareas que le exige la empresa u organización en la que se desempeña".

Aunado a este factor, se suma la existencia de "una despersonalización para evitar los contactos interpersonales, tratando al otro como objeto e impidiendo establecer un vínculo humano".

Sobre este aspecto Sánchez explicó que "la persona al estar constantemente laborando y concentrado en alcanzar sus objetivos se olvida de las relaciones interpersonales (...). Esta dificultad también se traslada a la vida familiar y particular".

MIRA TAMBIÉN: "Hablemos del tema": El suicidio es la segunda causa de muerte en jóvenes chilenos

Para el facultativo todos estos sentimientos provocan una baja de realización personal que se traduce "en un sentimiento muy atenuado en lo que respecta a la pérdida de prestigio o de reconocimiento social o laboral que disminuye la efectividad de las tareas realizadas".

Todo esto conlleva, según el psicólogo, "a un desequilibrio entre las demandas de su entorno laboral y los recursos que tiene para atenderlos, aún sabiendo que está en el puesto porque tiene las capacidades o las habilidades necesarias para realizarlas".

Sinónimo de sobrecarga laboral

El psicólogo de VidaIntegra indicó que por ser una consecuencia, en su mayoría, de sobrecarga laboral, el "burn-out" trae consecuencias emocionales y conductuales, pues  "el entorno podría no estar proporcionar suficientes oportunidades para satisfacer las propias necesidades del trabajador".

Sánchez agregó que "hay una falta de control o de autonomía en el propio trabajo. El clima sociolaboral puede ser pésimo o no puede estar influyendo positivamente en el trabajador (...). Los directivos, sí o sí tienen mucha relación con este síndrome, porque si es un tipo de jefe que no trata de acoplarse a las necesidades de sus funcionarios o trabajadores vamos a tener un equipo desgastado, despersonalizado, con agotamiento emocional y una baja realización personal".

Tratamientos y recomendaciones

Para el psiquiatra Pedro Retamal la medida más relevante para evitar que el síndrome se agudice, es consultar con un especialista y tratar el problema de raíz.

"Lo más importante es hacer prevención y para eso se necesita un clima laboral adecuado. Eso implica que la empresa o la institución debe tener el manejo pertinente de la situación, tiene que haber un grupo de trabajo que se dedique al tema laboral, al clima laboral, asesoría laboral, asesoría psicológica, monitorización de las distintas situaciones laborales de los conflictos personales que se están produciendo y que son inevitables en el ambiente de trabajo", detalló.

MIRA TAMBIÉN: Estudio: 44% de los universitarios ha recurrido al sicólogo por estrés, depresión o ansiedad

Por su parte, el psicólogo de VidaIntegra, Eduardo Sánchez recomendó que el afectado consulte a un psicoterapeuta, "esto para asegurar un tratamiento específico, ajustado a las necesidades que esta persona tiene".

También existen otras recomendaciones muy sencillas como:

- No llevar trabajo a la casa.

- Desconectarse de la tecnología (computadora, laptop, tablet, teléfonos celulares) una vez en casa.

- Habilitar un espacio para su distracción el fin de semana, ya sea con la familia, con la pareja o amigos.

- No vivir para trabajar. Es necesaria tener autonomía y tomar momentos de descanso.

Compartir