Los peligros de los calientacamas

Los peligros del calientacamas: Desde deshidratación hasta riesgo de electrocutarse

  • Por Alejandro Chamorro González

Guardar

Guardada

Durante el invierno, uno de los aparatos eléctricos que gana terreno en los hogares chilenos es el calientacamas. El sistema para lograr temperar el lugar donde las personas se acuestan es muy útil para evitar las bajas temperaturas, pero tiene riesgos asociados en caso de que no se utilice de buenas forma.

Invitado a Mucho Gusto, el prevencionista de riesgos de la Universidad Andrés Bello, Luis Salamanca, explicó cuáles son los peligros a los que estamos expuestos a la hora de ocupar un calientacamas, remarcando siempre que a la hora de utilizarlo, debe ser bajo una forma responsable.

MIRA TAMBIÉN: Seis tips para acelerar el metabolismo que nos da la nutricionista de Jennifer López 

Bueno uso

El experto aseguró que uno de los principales errores a la hora de ocuparlo es que se mantiene prendido durante muchos minutos, cuando su uso debe ser breve. Salamanca indicó que se debe prender antes de que la persona se acueste, y solo hasta unos 20 minutos después de que está en la cama debe permanecer encendido.

Peligros

Respecto a los peligros, el prevencionista de riesgos manifestó que en caso de mantenerlo prendido durante mucho tiempo, la persona puede llegar a deshidratarse debido al calor sofocante. 

Asimismo, existe peligro de electrocución y de incendio en caso de que no esté en buen estado. Además, del sobreconsumo eléctrico, lo que implica un mayor gasto para las familias. 

Compartir