Foto referencial.

Conoce qué son y cómo tratar los miomas uterinos

  • Por Patricia Pineda

Guardar

Guardada

En junio, la Asociación Americana de Fertilidad celebra una de las iniciativas más desafiantes de la vida moderna: los cuidados de la fertilidad, tanto en la mujer como en el hombre. 

En el caso de las mujeres, existen varios motivos que pueden causar infertilidad. Uno de ellos son los miomas uterinos, también conocidos como tumores en el útero de carácter benigno que, de no tratarse a tiempo pueden causar síntomas severos en las pacientes, incluyendo la dificultad para tener un hijo.

De acuerdo al doctor Jaime Albornoz, ginecólogo de Clínica las Condes, "sólo un 30% de los miomas uterinos son sintomáticos, el otro 70% son diagnosticados gracias a controles ginecológicos anuales por medio de ecografías".

MIRA TAMBIÉN: Endometriosis: El silencioso dolor que afecta a las mujeres en edad fértil

Entre los síntomas de esta condición, el especialista precisó que se encuentran:

- Sangrado uterino abundante y prolongado.

- Dolores pélvicos.

- Cuadros de infertilidad.

Albornoz explicó que "estos fibromas se ubican en el músculo liso del útero y son monoclonales, es decir, todas sus células son iguales y se van multiplicando descontroladamente hasta convertirse en un tumor que crece de manera expansiva, pero que al ser benigno respeta los márgenes del tejido que lo rodea".

El especialista precisó que, habitualmente, el tratamiento para los miomas depende de qué tan avanzados estén. En la mayoría de los casos se extirpan mediante una miomectomía y en caso más complejos se recurre a la extracción completa del útero.

MIRA TAMBIÉN: ¿Sufrir de endometriosis es sinónimo de infertilidad?

Asimismo, existen los tratamientos orales el acetato de ulipristal, también conocido con el nombre comercial de Esmya.

Sobre este particular, el ginecólogo dijo que este tipo de medicamentos "tiene una excelente acción terapéutica en aquellas mujeres que tienen anemia secundaria a los sangrados uterinos anormales. El medicamento permite controlar la hemorragia en aproximadamente 7 a 10 días en el 90% de los casos".

Compartir