Imagen referencial

Cinco cosas que no le gustan a los perros y que generalmente hacen sus dueños

  • Por Rodrigo Miño

Guardar

Guardada

Si bien es cierto que el considerado "mejor amigo del hombre" es muy sociable, cariñoso y leal a su familia y a su dueño, hay algunas cosas con las que los perros no se sienten muy a gusto. Cosas que hacemos o la manera en la que nos comunicamos con ellos, porque o no lo entienden o simplemente no les gusta.

Así lo reseña el sitio especializado Hogarmania, que presenta cinco momentos que son de poco agrado para estos consentidos de la casa:

MIRA TAMBIÉN: Tres consejos que debes tomar en cuenta al momento de escoger un juguete para tu perro

1. A los perros no les agrada quedar solos en casa por demasiado tiempo, pues les resulta muy aburrido y agobiantes estar solos en espacios reducidos. Es ese el momento cuando se les ocurre desordenar la casa o romper algunos objetos para calmar esta ansiedad.

2. No les gusta que los mires a los ojos. Para ellos, esto puede llegar a ser una amenaza. Se necesita confianza plena del perro con el humano para que estas miradas no sean malinterpretadas, así que con el tiempo, puede cambiarse esta situación.

3. A los perros les gustan las reglas, por lo cual, si eres muy desordenado, tu perro será desobediente y hasta desastroso. El perro es un animal de costumbre, así que ciertos lineamientos para manejar el día a día pueden hacer que ese consentido se mantenga mentalmente activo y sea mucho más tranquilo.

MIRA TAMBIÉN: Estudio revela cómo los perros se contagian con tus bostezos



4. Entendiendo sus limitaciones, a los perros no les agradan las frases largas a la hora de comunicarse con ellos, ya que no pueden comprender el mensaje completo que se les intenta dar. Frases cortas y concisas ayudarán a la mejor comunicación con tu perro.

5. Mucho cuidado con lo que asusta a tu perro, ya que enfrentarlo a sus miedos podría terminar en un trauma para tu mascota. Miedo al agua, a los ruidos estridentes, a la soledad o a los fuegos artificiales… La mejor forma de ayudar a nuestro amigo es tener la mayor delicadeza posible. De ser posible, procura asesoría de un entrenador de mascotas, porque si lo fuerzas a enfrentar esos miedos, podría afectar la confianza que tu perro te tiene.

Compartir