Estos son los síntomas del VIH en una etapa inicial

Estos son los síntomas del VIH en una etapa inicial

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

La medicina ha determinado que los síntomas del VIH pueden variar entre los individuos. Sin embargo, los primeros signos de infección que generalmente aparecen en los primeros meses (uno o dos) son parecidos a la gripe, que es la respuesta natural del cuerpo al virus. A ese período se le denomina "seroconversión".

A continuación, los síntomas de las primeras etapas del VIH:

FIEBRE

La fiebre generalmente es uno de los primeros síntomas del VIH que, además, suele ir acompañada de otros síntomas leves, como fatiga, ganglios linfáticos inflamados y dolor de garganta.

"En este punto, el virus se está moviendo hacia el torrente sanguíneo y comienza a replicarse en grandes cantidades. Mientras eso sucede, su sistema inmunológico induce una reacción inflamatoria", dice el portal Hiv.go.

FATIGA Y DOLOR DE CABEZA

La reacción del virus en el cuerpo es la sensación de cansancio permanente. A veces provoca que la persona se sienta sin aliento mientras caminas o, en general, se siente sin aliento. La fatiga puede ser un síntoma temprano y posterior del VIH.

GANGLIOS LINFÁTICOS INFLAMADOS, MÚSCULOS DOLORIDOS Y DOLOR EN LAS ARTICULACIONES

Como se dijo anteriormente, producto de la fiebre, los ganglios linfáticos, que son parte del sistema inmunológico, tienden a inflamarse cuando hay una infección.

Muchos de ellos se encuentran en la axila, la ingle y el cuello, lo que puede causar dolores y molestias en estas áreas.

ERUPCIÓN CUTÁNEA

Las erupciones en la piel pueden ocurrir temprano o tarde en el curso de la seroconversión del VIH. En algunos casos, la erupción puede parecer similar a los forúnculos con brotes rosados que pican.

NÁUSEAS, VÓMITOS Y DIARREAS

Es común en muchas personas experimentar problemas del sistema digestivo como un síntoma de las primeras etapas del VIH.

Sin embargo, las náuseas, los vómitos y la diarrea también pueden aparecer en etapas posteriores de la infección, generalmente como resultado de una infección oportunista.

DOLOR DE GARGANTA Y TOS SECA

Una tos seca y severa que puede durar semanas o meses sin que parezca que se resuelve (incluso con antibióticos e inhaladores) es un síntoma típico en pacientes con VIH muy enfermos.

Además de estos síntomas, muchas personas también sufrirán sudores nocturnos durante las primeras etapas del VIH.

Estos pueden ser incluso más comunes después de una infección y no están relacionados con el ejercicio ni con la temperatura de la habitación.

Especialistas insisten en la realización de la prueba del VIH para garantizar un diagnóstico adecuado.

Si cree que quien ha estado expuesto al VIH, o si tiene una vida sexual activa con parejas sexuales ocasionales, independientemente de si está mostrando síntomas de VIH o no, es importante que se haga la prueba lo antes posible.

Compartir