Acreencias bancarias 2018: Revisa si aún tienes dinero olvidado en los bancos / Foto Agencia Uno

Acreencias bancarias 2018: Revisa si aún tienes dinero olvidado en los bancos

  • Por Felipe Solís Díaz

Guardar

Guardada

Como cada año la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) entrega un balance de las Acreencias Bancarias que acumulan las diferentes entidades, lo que se traduce en montos que quedan "olvidados" en los bancos por clientes y que pueden ser cobrados en un cierto plazo.

En abril de 2018 la SBIF informó que existían más de 62 mil millones de pesos disponibles para ser cobrados, y a la fecha aún son miles los clientes que no han retirado su dinero.

Acreencias bancarias 2018: Revisa si aún tienes dinero olvidado en los bancos

MIRA TAMBIÉN Excesos en Cajas de Compensación: Revisa si tienes dinero a tu favor

¿COMO COBRAR LAS ACREENCIAS?

Cualquier persona natural puede consultar si es que cuenta con Acreencias Bancarias. Para revisar si hay montos no cobrados se debe ingresar al sitio web acreencias.clientebancario.cl e ingresar el nombre completo de la persona.

El sistema habilitado por la SBIF entrega información inmediata sobre el proceso de Acreencias 2018, o si es que el beneficiario aún acumula montos de años anteriores. Si alguna persona encuentra su nombre en el listado y no ha cobrado esta acreencia, debe contactarse con el banco que entrega la información para recuperar el monto allí indicado.

Tanto la gestión de búsqueda de información en el sitio web como la gestión de cobro en cada banco es gratuita y se puede realizar en forma personal.

MIRA TAMBIÉN Excesos en Fonasa e Isapres: Solo con tu rut revisa si tienes dinero a tu favor

¿QUÉ PASA SI NO SE COBRAN LAS ACREENCIAS?

Si este dinero informado en el proceso de acreencias no es cobrado, termina en las arcas del fisco. Para evitar perder su dinero, el titular tiene tres años para acercarse al banco a regularizar su situación y recibir el dinero de las acreencias bancarias.

Pese a esto, hay ciertos fondos que no tienen fecha de caducidad (es decir, siempre siguen a nombre de sus dueños y no pasan al Estado).

No se aplica a los depósitos y captaciones a plazo indefinido o con cláusula de renovación automática; a las boletas o depósitos de garantía sin fecha de vencimiento; a las sumas recibidas por cheques viajeros, y en los casos en que haya retención, prenda o embargo sobre los dineros correspondientes.

Compartir