Twitter

Bebés de plástico son tildados de sexistas y causan molestia en las enfermeras de España

  • Por Francisco Jopia

Guardar

Guardada

El muñeco proveniente de México, Ksimerito, se ha convertido en un objeto de polémica en España, ya que algunas organizaciones lo han tildado de sexista e incluso las enfermeras han revelado su molestia por perpetuar estereotipos en torno a la profesión.

Los Ksimeritos son pequeños bebés, de colores llamativos, cabezas y ojos grandes que causaron furor durante la Navidad en el país europeo agotando su stock en las tiendas físicas. Se calculaba que hasta el 14 de diciembre pasado se habían vendido más de 100.000 unidades con ventas que superarían los dos millones de euros.

La controversia se originó luego de que la compañía se viera forzada a retirar un anuncio de YouTube que sumaba seis millones de reproducciones, en el que aparecían amas de casa al estilo de décadas pasadas que sólo se dedican a cuidar a sus muñecos, van a la peluquería o cocinan, lo que para muchos significó la propagación de estereotipos de género entre las niñas.

MIRA TAMBIÉN: [VIDEO] A niño le dijeron que los pantalones que quería eran de mujer y su respuesta se hizo viral

La portavoz de Fundación Mujeres, Teresa Agustín, explicó que la campaña proveniente desde México les impresionó "mucho", porque a su juicio, era un anuncio "absolutamente sexista y bochornoso", según declaraciones consignadas por El Mundo.

Mientras tanto, el gremio de las enfermeras no ha ocultado su molestia por la creación del personaje de la enfermera Tania, una actriz que da consejos a las madres para mantener saludables a sus ksimeritos tanto en YouTube como en los puntos de venta.

"Volvemos a encontrar una vez más que en un producto comercial se expone la imagen de la enfermera cargada de tópicos y de estereotipos ya pasados", denunció Mar Rocha, portavoz del Sindicato de Enfermería de España que recalcan que el juguete ofrece una representación "desactualizada", "anacrónica" y "retrógrada" de la profesión.

MIRA TAMBIÉN: "No podíamos creer lo que estábamos leyendo": Cartel de verdulería provoca indignación y se vuelve viral

Las críticas no terminan ahí, porque también se acusa que estos bebés de plástico fomentan la dependencia de Internet y el consumismo, ya que se generan una serie de contenidos que fomentan la compra de accesorios (medicina). El costo de los muñecos parte desde los 46 euros (cerca de 36 mil pesos chilenos) y los accesorios van desde los seis hasta 40 euros (4.700 a 31.000 pesos chilenos).

Compartir