Foto referencial / Reuters.

Exministro de Alan García: "Martín Vizcarra ha sido uno de los impulsores de una persecución infundada al expresidente"

  • Por Alonso Lizama

Guardar

Guardada

Como  una provocación consideran los cercanos a Alan García el haber realizado sus funerales con honores de Estado. Los que hubieran sido dirigidos por el actual presidente de Perú, Martín Vizcarra, a quien acusan como el principal impulsor de una persecución, que ellos consideran infundada, contra el expresidente fallecido este miércoles.

El exministro de Justicia de Alan García, Aurelio Pastor, en conversación con el programa Mundo Plus Hoy, señaló que en lo que concierne a las investigaciones por el caso Odebrecht la independencia de los organismos persecutores no es completa: La independencia es formal, pero en la práctica hemos tenido eventos muy sospechosos. Por ejemplo, la interceptación de una camioneta en las afueras de la vivienda del presidente (Alan García), donde se encontraron equipos que grababan las conversaciones que tenía dentro de su casa. Eran equipos que pertenecen al Estado, a la policía y al ministerio del Interior”.

MIRA TAMBIÉN: ¿Qué es el caso Odebrecht que sigue afectando a líderes políticos de Latinoamérica?

Respecto a las investigaciones paralelas, por las que se investiga a todos los expresidentes de ese país, Pastor señaló que “la situación del presidente Alan García es distinta a la de los demás presidentes. Mientras que en los otros casos hay elementos claros que vinculan a los presidentes con los actos que ha realizado la empresa Odebrecht u otra. En el caso del presidente García no los hay”.

Finalmente Aurelio Pastor calificó como arbitrarias las órdenes de detención solicitadas contra los expresidentes de ese país: “En Perú se está mal utilizando las prisiones preventivas hace mucho tiempo… Lo que pasa, es que estas detenciones se determinan en las instancias judiciales inferiores y cuando llegan a la Corte Suprema ésta las desestima, pero luego que la persona ha estado detenida varios meses", afirmó. 

Cabe destacar que el mismo exministro de Justicia fue investigado en 2017, junto a otros 30 funcionarios públicos, por sus vínculos con lavado de activos de los que se acusaba a Alan García. Proceso que no prosperó, luego que la Corte Suprema de Perú desestimara las acusaciones por considerar que el Congreso vulneró los derechos del expresidente, por citarlo sin que se le informara sobre lo que se le investigaba.

Compartir