Nasa revela que la Luna está encogiéndose y generando terremotos lunares

Nasa revela que la Luna está encogiéndose y generando terremotos lunares

  • Por Pablo Torres

Guardar

Guardada

El universo es un lugar de constantes cambios, los que muchas veces suceden sin que los veamos ya que son lentos o difíciles de percibir, pero a la larga producen una transformación más que profunda.

Es el caso de la Luna, el satélite natural del planeta Tierra y que acompaña al lugar que nos acoge desde hace millones años, pero podría sufrir una variación enorme.

Se trata de los "lunamotos"(en inglés moonquakes), los terremotos lunares que están afectando a la enorme roca espacial que gira en torno a la Tierra y que son consecuencia de un fenómeno de enfriamiento que está reduciendo la superficie del satélite.

MIRA TAMBIÉN: ¿Decepción? Penúltimo capítulo de Game Of Thrones generó varias críticas entre los fanáticos

Según reveló la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), sismógrafos instalados durante la misión Apollo 17 detectaron 28 sismos superficiales en la zona de la Luna conocida como falla Lee-Lincoln, la cual ha sido denominada como "falla de empuje".

Como una uva desecada

La NASA comparó la superficie lunar con una uva que con el tiempo se va arrugando hasta ser una pasa, generando zonas más hundidas producto del enfriamiento que ha reducido en 50 metros su superficie en cientos de años.

Además, el estudio reveló que los "lunamotos" son más propensos a ocurrir en la época del apogeo, debido a que, al estar más lejos de la Tierra, la gravedad de esta produce un peak en la tensión total, lo que hace más probables los eventos de deslizamiento a lo largo de estas fallas.

"Creemos que es muy probable que estos temblores se produjeran debido a fallas que se deslizaban a medida que se acumulaba el estrés cuando la corteza lunar se comprimía por la contracción global y las fuerzas de marea, lo que indica que los sismómetros de Apollo registraron que la Luna se está reduciendo y la Luna aún está tectónicamente activa" dijo Thomas Watters, científico principal del Centro para Estudios Planetarios y de la Tierra en el Centro Nacional de Aire y Espacio del Museo Smithsoniano de EE. UU.

No es el único caso. Además de la Luna, Mercurio tiene enormes fallas de empuje, de hasta 1.000 kilómetros de largo y más de 3 kms de altura, que son significativamente más grandes en relación con su tamaño que las de nuestro satélite natural, lo que indica que se redujo mucho más.

Compartir