Policía de Estados Unidos realiza operativo para desalojar la embajada de Venezuela / Agencia AFP.

Policía de Estados Unidos realiza operativo para desalojar la embajada de Venezuela

  • Por Mariano Peñafiel Durruty

Guardar

Guardada

Agencia AFP.

La policía estadounidense comenzó este lunes 13 de mayo un operativo para desalojar la embajada de Venezuela en Washington, tomada desde hace varias semanas por activistas estadounidenses que se oponen a la entrada de la delegación del líder opositor Juan Guaidó.

"Las autoridades ya dieron el paso", confirmó a la AFP Rafael Alfonso, miembro de la delegación de Carlos Vecchio, representante de Guaidó en Estados Unidos.

La policía se acercó con linternas a la puerta y abrió las cadenas y el candado que la aseguraban, habló con los activistas que estaban dentro y con Mara Verheyden-Hilliard, abogada de la Asociación para la Justicia Civil, que se acercó a negociar con los agentes.

MIRA TAMBIÉN: Trump aconseja a China no tomar represalias contra Estados Unidos por aranceles

Después de cinco minutos, los agentes volvieron a precintar la puerta y los militantes regresaron a la segunda planta.

"Ellos están defendiendo la ley internacional, defendiendo la convención de Viena y están preocupados de un efecto de cascada", dijo a la AFP la abogada sobre los activistas. "Este es un camino muy peligroso", advirtió también.

Desde hace semanas, la pugna que enfrenta Venezuela entre el gobierno de Nicolás Maduro, reconocido por la ONU y apoyado por Rusia y China, y Guaidó, respaldado por Estados Unidos y más de 50 países, también se trasladó a la sede diplomática en Washington.

MIRA TAMBIÉN: "Es perverso": Torero genera indignación en España por gesto en que seca las lagrimas al toro

Un grupo de activistas estadounidenses que se agrupó en el Colectivo para la Protección de la Embajada (Embassy Protection Collective) vive desde hace semanas en la sede, con la anuencia del gobierno de Maduro.

Unos 100 venezolanos con banderas cantan el himno de su país mientras esperan tras un cordón policial el resultado de la operación, mientras los militantes que quedan en el edificio de cuatro plantas miran asomados por las ventanas.

El propósito de los activistas, que denuncian la intención de dar un golpe de Estado contra Maduro, es impedir la entrada de los delegados de Guaidó y custodiar el recinto tras la salida de los últimos diplomáticos venezolanos el 24 de abril, después de que ambos países rompieran relaciones.

Compartir