Aumento en las turbulencias / AFP

Otra consecuencia del calentamiento global: Turbulencias en avión se triplicarían

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

A pesar de que los planes de vuelo se confeccionan evitando las zonas donde se registren turbulencias que puedan poner en riesgo a los pasajeros, en ocasiones no queda más remedio que enfrentarse a ellas. Sobre todo cuando se trata de la turbulencia de aire claro, conocida en el mundo aeronáutico como CAT (Clear Air Turbulence).

Un equipo de científicos liderados por Paul Williams, profesor de Ciencias Atmosféricas en la Universidad de Reading, llegó a la conclusión que la intensidad de la CAT en las zonas atravesadas por aviones tenderá a aumentar con el calentamiento global.

Según explicó National Geographic, el aumento en la intensidad de las turbulencias ya se está detectando en muchas rutas a distintas altitudes de crucero, lo que podría acarrear accidentes a bordo que pueden causar diferentes daños y lesiones en los pasajeros.

¿Qué dicen los estudios?

Los investigadores sugieren que la probabilidad de sufrir un vuelo desagradable y peligroso por una CAT podría duplicarse e incluso triplicarse en las próximas décadas.

En un estudio más reciente, también dirigido por Williams, se ha podido cuantificar cómo aumentará las turbulencias en los vuelos trasatlánticos en invierno a una altitud de crucero de 12 kilómetros, durante el periodo entre el 2018 y 2050.

La investigación señala que mientras la CAT débil a moderada aumentará en un 75%, la moderada lo hará en un 94% y la moderada a la severa en un 149%.

Clear Air Turbulence (CAT)

La CAT es un tipo de turbulencia que surge en ausencia de nubes y que muchas veces pilla por sorpresa a los pilotos, ya que no existen sistemas que permitan detectar el fenómeno con antelación, salvo en algunas áreas.

Uno de los lugares donde aparece la CAT es en las inmediaciones de las corrientes en chorro (flujos de aires rápidos), la cual los aviones comerciales aprovechan para reducir la duración de los trayectos y el consumo de combustible, aprovechándose el impulso adicional proporcionado por los vientos intensos.

Para penetrar en una corriente en chorro, el avión debe atravesar obligatoriamente las zonas de CAT, aunque los pilotos suelen evitar las áreas donde están pronosticadas las turbulencias peligrosas.

Compartir