Furia del tifón

Furia del tifón "Faxai" dejó muertos, heridos y millonarios daños en Japón

  • Por Marianne Schmidt

¿Qué pasó?

“Faxai” es el décimoquinto tifón de la temporada que tocó tierra en Japón con vientos superiores a los 140 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 216 kilómetros por hora dejando a su paso una larga estela de destrucción. El fenómeno meteorológico golpeó con toda su furia la región localizada al noreste de Tokio, la capital.

Muerte y destrucción

Por el momento, las autoridades han reportado tres muertos, casi medio centenar de heridos, cuantiosos daños materiales y graves trastornos en el transporte aéreo y terrestre. A esto se suma el corte de luz de 930 mil viviendas tras colapsar dos torres eléctricas en la región de Chiba.

Las autoridades locales detallaron que entre las víctimas fatales se encuentra una mujer de 50 años quien murió tras ser arrastrada por las fuertes ráfagas de viento que la lanzaron con violencia contra una pared. Además, un hombre de 87 años falleció aplastado por un árbol en Kanagawa. En ese mismo lugar, otro hombre de 47 años murió en un hospital tras sufrir una caída en una base naval.

El tifón obligó a cancelar 138 vuelos y tanto en Tokio como sus alrededores hubo numerosas alteraciones en el sistema de transporte público. Tal es el caso del servicio de metro JR East, que suspendió sus operaciones provocando una gran congestión. Mientras el sistema ferroviario ha sufrido retrasos o cancelaciones.

Guillermo García es un joven mexicano que jamás había vivido el impacto de un fenómeno de este tipo, por lo que decidió salir a las calles de Tokio para contarle a sus seguidores de twitter su experiencia.

Faxai se formó en el Pacífico y después de tocar tierra en Japón en categoría 2, se dirige ahora en dirección noreste con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora, alejándose nuevamente por el Pacífico, a unos 30 km/hr. Pese a ello, las autoridades mantienen los avisos de alerta por los fuertes vientos, gran oleaje y riesgo de deslizamiento de tierras en Tokio.

Claramente es temporada de tifones en el pacífico, ya que también se formó Lingling, que impactó a las dos Coreas. Sólo en la nación del régimen de Kim Jong Un se manifestó con vientos superiores a los 100 kilómetros por hora, causando la muerte de 5 personas, la destrucción de cientos de casas y el daño de 50 mil hectáreas de terrenos agrícolas.

Compartir