Foto referencial Michal Jarmoluk / Pixabay

La historia del matrimonio gay que adoptó niña con VIH que fue rechazada por 10 familias

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

La historia de un matrimonio gay, que adoptó un niña que fue rechazada por 10 familias por tener VIH, ha dado la vuelta al mundo.

Según una entrevista que realizó el portal Infobae, Ariel Vijarra (39) y Damián Pighin (42) viven en Rosario y están en pareja desde hace 15 años. 

En el 2012 fueron los protagonistas de la primera boda gay en la provincia de Santa Fe, y dos años después hicieron por adoptar un bebé.

 

Fue un camino cruel. Pero igual decidimos transitarlo porque conocimos a una pareja de Rosario que se había contactado con una señora de Santiago del Estero, que hacía de mediadora con las futuras mamás, y había podido aportar. Pero nuestra experiencia fue desastroza y terminamos estafados. La señora mediadora nos pidió plata para pagar algunos gastos de la chica que iba a dar a luz y desapareció, dijo Vijarra.

Pero todo tuvo un cambio inesperado y para mejor. En el 2012 se inscribieron en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (RUAGA).  Es más, se apuntaron para recibir a menores de hasta 14 años con opción a dos hermanos.

Sin embargo, el llamado de un juez abrió sus chances. El magistrado les habló sobre la posibilidad de adoptar a una bebé de apenas 28 días, pero que tenía VIH. Esa niña había sido rechazada por 10 familias por su enfermedad.

“Nos explicó que la beba tenía VIH porque la progenitora, que la parió y la abandonó en neonatología, padecía esa enfermedad. Nos consultó si estábamos seguros de iniciar los trámites de adopción y nos sugirió que lo pensáramos bien antes de aceptar. Pero nosotros nunca lo dudamos y lo primero que le pedimos fue que nos autorizara a conocerla ese mismo día”, Agregó Ariel.

“Apenas la vi, sentí que era mi vida”, señaló. Y enseguida expuso que como las alegrías nunca llegan solas, solo cuatro meses después recibieron en adopción a su segunda hija (Victoria), de manos de una madre que tras leer el libro que ambos publicaron sobre su caso, deseaba que ellos cuidaran a la menor.

Lo más impresionante de todo es que Olivia, la niña enferma de VIH,al año y medio de haber nacido, los infectólogos nos confirmaron que todos los estudios hechos le había dado negativo. No tenía VIH, estaba sana. Fue una elegida por Dios, algo inexplicable”, recordó la pareja.

Compartir

Temas de esta nota