Bebé sobrevivió a la masacre en México que dejó a tres mujeres y seis niños mormones sin vida

Bebé sobrevivió a la masacre en México que dejó a tres mujeres y seis niños mormones sin vida

  • Por Marianne Schmidt

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Gracias a la heroica reacción de Christina Marie Langford su guagua de 7 meses está viva. Christina de 29 años fue una de las víctimas fatales de la masacre registrada al norte de México en la que un grupo de hombres armados asesinó a 3 mujeres y seis niños de una comunidad mormona. Los fallecidos son familiares de Julián Lebarón, conocido activista que ha promovido el fin de la violencia de los carteles de la droga en ese país.

La matanza ocurrió el pasado lunes 4 de noviembre, cuando el grupo se trasladaba en tres camionetas que fueron interceptadas cuando se dirigían hacia la localidad de La Mora. En forma repentina, recibieron una ráfaga de disparos. El primer vehículo se incendió luego que una de las balas impactó el tanque de combustible lo que provocó la muerte de una madre y sus cuatro hijos.

El sobreviviente de una masacre

Fue en ese momento que Christina decidió esconder a su guagua en el piso de la camioneta, luego se bajó rápidamente con las manos en alto para pedirle a los atacantes que no mataran a sus hijos, sin embargo, no la tomaron en cuenta y le dispararon en el pecho muriendo en forma instantánea. Lo mismo hicieron con otra mujer y dos de sus hijos que se encontraban en la tercera camioneta.

En esos segundos, algunos de los niños lograron bajar del vehículo por instinto y corrieron por el desierto. Uno de los mayores, Devin de 13 años, los escondió entre unos matorrales y se dirigió al rancho de sus familiares para pedir ayuda. Una ardua travesía de 15 kilómetros mientras otra niña deambulaba sola con un impacto de bala en uno de sus brazos.

Cuando ya habían pasado once horas, Julián Lebarón llega al lugar de la masacre y encuentra a Faith con vida. No lo podía creer. La guagua no sólo sobrevivió a los balazos sino también a las altas temperaturas propias de la zona norte de México. Una vez que la rescató, la colocó en la silla de auto y registró ese emotivo momento.

Yo mismo encontré a Faith. Estaba en el piso de la camioneta, estuvo casi once horas sola ahí. No lloraba. Cuando la alcé abrió los ojos, estaba deshidratada pero ilesa a pesar de que la camioneta estaba toda llena de balas”, reveló Lebarón a la prensa local.

Los seis niños sobrevivientes fueron trasladados a un hospital en Arizona, Estados Unidos. Según sus familiares algunos se recuperan de sus heridas pero todos se encuentran sumamente traumatizados, pues vieron cómo asesinaron a sus madres.

Compartir

Temas de esta nota