Ya arrancó el 2012 en algunas partes del mundo

Ya arrancó el 2012 en algunas partes del mundo

  • Por Ahoranoticias.cl

Guardar

Guardada

Los habitantes de los pequeños estados insulares de Samoa y Kiribati y del territorio neozelandés de Tokelau fueron los primeros en dar la bienvenida al 2012, seguidos de otros países del Pacífico, Nueva Zelandia y Australia.



Miles de residentes y turistas despidieron el 2011 en Apia, la capital de Samoa, tras asistir durante el día a las celebraciones que se organizaron para festejar el cambio.
 

A unos 2.300 kilómetros al noreste de Apia o a una tres horas de vuelo, también ha llegado el 2012 para los cerca de 5.000 habitantes de Navidad (Christmas ó Kiritimati) y para el resto de la población de las islas del Estado de Kiribati.
 

Y a medianoche también arrancó el Año Nuevo en el territorio neozelandés de Tokelau, formado por un grupo de atolones que ocupan un superficie de 10 kilómetros cuadrados y habitado por unas 1.400 personas, que se unió a la iniciativa samoana. Posteriormente fue el turno de la pequeña nación de Niue, Islas Salomón, el reino de Tonga y Nueva Zelandia despidieron el 2011.
 

En Auckland, la mayor ciudad de Nueva Zelandia, a medianoche se encendió la mecha del espectáculo de fuegos artificiales de cinco minutos de duración preparado para recibir en Año Nuevo. Pero en Wellington, la capital, y en otras ciudades neozelandesas las autoridades cancelaron los festejos debido a la copiosa lluvia.


En Christchurch, unas 3.500 personas se dieron cita en Hagley Park rompiendo así con la tradición de festejar el nuevo año en la plaza de la Catedral, acordonada por obras a raíz de la destrucción que causó el terremoto de febrero pasado.
 

Antes de que anocheciera y cuando se ultimaban los preparativos del tradicional espectáculo pirotécnico, en la ciudad australiana de Sydney varios miles de personas estaban ya congregadas en los alrededores del emblemático edificio de la Casa de la Opera para celebrar la llegada del año.
 

En las andanadas de cohetes y cometas que dibujaron en el cielo vistosas composiciones, se emplearon cerca siete toneladas de explosivos, informó la cadena australiana de televisión ABC.
 

Previamente las autoridades estimaron que hasta 1,5 millones de personas se darían cita en los muelles y calles de la ciudad australiana para celebrar  la llegada del Año Nuevo y observar el cielo iluminado.

 

Los fuegos artificiales no podían estar ausentes de la isla del antiguo Imperio del Sol Naciente. Más tarde, Japón se sumó a los festejos con un gran espectáculo pirotécnico.

Compartir