AFP

Banda grababa a clientes entrando a moteles para luego extorsionarlos

  • Por Juan Fernández

Guardar

Guardada

Un complicado método de extorsión es el que está investigando en la actualidad la Fiscalía Occidente, esto luego de las denuncias por chantaje que varios clientes de moteles realizaron entre 2016 y 2017.

El modus operandi era siempre el mismo, delincuentes se apostaban en un vehículo en las cercanías de los moteles "Los Arbolitos", "Internacional" y "Continental", y aguardaban la entrada de un automóvil de alto valor para proceder a grabarlo, poniendo especial énfasis en la patente y sus ocupantes.

Luego de ello, según La Segunda, los antisociales averiguaban los datos del implicado, entre ellos si era casado, y luego se ponían en contacto con él haciéndose pasar por detectives privados contratados por un familiar que quería perjudicarlos.

Con la víctima ya atemorizada, le mostraban las pruebas de su infidelidad y les cobraban 2 millones de pesos para no entregar dicho video al supuesto familiar que los había contratado.

Los chantajeados, además, debían depositar el monto a nombre de las sociedades Enaser Ltda., SIG Chile SPA o Expo SPA, todas de la comuna de Buin y catalogadas por la Fiscalía como "empresas fachada", mientras que posteriormente eran obligados a firmar un contrato de confidencialidad para así proceder a la destrucción de los videos.

Y fue la existencia de dichas empresas que, tras la denuncia realizada en 2016 por una víctima mujer, la Fiscalía inició su investigación, detectando cerca de 200 millones de pesos que no pudieron ser justificados.

Debido a la investigación que lidera el persecutor José Solís, los cuatro imputados por el supuesto acto delictivo ya se encuentran formalizados y con arresto domiciliario, esperando el juicio oral del próximo 8 de mayo.

Entre las doce víctimas que hasta ahora han sido identificadas, destacan dos médicos cirujanos, tres veterinarios, un exconductor de televisión, una enfermera, un gerente informático y una gerenta de una cadena de comida rápida. Incluso, uno de ellos fue extorsionado dos veces, pagando en total 4 millones de pesos para no ser acusado de infidelidad.

Compartir