Trabajadores de Transantiago denuncian malas condiciones laborales a 12 años del inicio del sistema

Trabajadores de Transantiago denuncian malas condiciones laborales a 12 años del inicio del sistema

  • Por Martin Ortiz

Guardar

Guardada

Con la promesa de un cambio nunca antes visto en la ciudad de Santiago comenzó el 10 de febrero de 2007 la mayor reforma realizada al sistema de transporte público en la región Metropolitana, la llegada del Transantiago. Lo que prometía ser un beneficio para muchas personas, se terminó transformando en un problema de movilización y caos, más aún en los primeros días de funcionamiento.

La historia de este nuevo sistema de transporte ha estado marcada por una serie de problemas que con el tiempo se han ido solucionando. ¿Pero qué pasa con los chóferes del Transantiago?

A 12 años del inicio del sistema, la Coordinadora de Trabajadores y Trabajadoras del Transantiago (CTT) denuncia que las condiciones labores de chóferes, mecánicos de mantención, administrativos, funcionarios de aseo y fiscalización no han mejorado desde el inicio del nuevo sistema de transporte.

MIRA TAMBIÉN: Transantiago: Nuevo recorrido circulará entre Puente Alto y Las Condes

Es más, denuncian abusos en la ausencia de servicios higiénicos, bajos sueldos prácticas antisindicales, malos tratos y arbitrariedad empresarial. Acusando que estas prácticas han pasado por todos los gobiernos de turno y que afecta a trabajadores de todas las empresas de buses.

Víctor Luengo lleva 8 años trabajando como chofer del Transantiago y pese a las condiciones de su empleo, como él describe, sigue gustándole. Pero aquello no quita que describa las condiciones laborales a que se enfrentan mucgos conductores del Transantiago.

"Yo encuentro un trato indigno, porque resulta que a nosotros nos piden calidad de servicio... y cómo podemos dar una calidad de servicio si estamos en malas condiciones".  Pese a lo que mucho pueden creer, Víctor es un apasionado de su trabajo, a tal punto que expresa que "Yo amo mi trabajo, pero resulta que si y entrego lo mejor de mí... entonces lo mínimo que pide uno es que haya una condición buena de trabajo", expresa el trabajador que actualmente maneja buses de la línea 206 del Transantiago.

Situaciones como no poder acceder a un baño y tener que esperar hasta terminar los recorridos son hechos que terminan afectando la salud de los conductores, afirma Luengo. Además señala que así como se invierten en nuevos buses las empresas deberían buscar soluciones más humanitarias como casetas móviles o baños químicos.

Finalmente la CTT entregó una serie de propuestas, donde destaca el fin de todas la prácticas abusas antes denunciadas y la gratuidad en el pasaje, tanto para estudiantes, como para pensionados.

Así, a 12 años de su inicio, el Transantiago sigue sumando problemas. Un sistema en el cual se han gastado más de US$ 6 mil millones y que hace pocos días sumó una nueva alza en sus pasajes.

Compartir