Las declaraciones juradas del exgeneral Fuente-Alba ante Contraloría por gastos reservados

Las declaraciones juradas del exgeneral Fuente-Alba ante Contraloría por gastos reservados

  • Por Oliver Rodríguez

Guardar

Guardada

Durante este lunes el excomandante en Jefe del Ejército, general (r) Juan Migue Fuente-Alba declaró por cuarta vez ante la ministra en visita Romy Rutherford, quien lo investiga por el presunto delito de malversación de caudales públicos por un monto que bordea los $3.500 millones.

En la instancia el exmandamás del Ejército, quien se encuentra cumpliendo prisión preventiva en una unidad de la institución, entregó detalles respecto a cómo utilizó los gastos reservados por los que fue sometido a proceso durante la semana pasada. 

Según consigna La Tercera, dentro de los elementos que fueron tomados en cuenta por la magistrada fueron las cuatro rendiciones de cuentas, precisamente de los gastos reservados, realizadas por el propio imputado ante la Contraloría General de la República en los años 2010, 2011, 2012 y 2013. 

MIRA TAMBIÉN: Exgeneral Fuente-Alba declara ante ministra en visita por caso fraude en el Ejército

Según consta en las resoluciones emitidas por la ministra Rutherford, en las mentadas declaraciones juradas firmadas por Fuente-Alba, este señala que "esos fondos fueron destinados a actividades de inteligencia, contrainteligencia y seguridad".

En este sentido, la jueza expone que las anteriores características no se encuentran presentes en "ninguno de los destinos que realmente se les dio a esos recursos, al tenor de la Ley 19.974 que trata sobre el sistema de inteligencia".

Lo anterior, en referencia a los sobresueldos pagados por Fuente-Alba a funcionarios cercanos, la "pensión" a excomandantes en jefe, además de los regalos, viajes y millonarios montos desembolsados para la "mantención" de su casa". 

MIRA TAMBIÉN: Los regalos que hacía Fuente-Alba con los gastos reservados del Ejército

SIN REVISIÓN

No obstante lo anterior, en sus declaraciones a Rutheford, Fuente-Alba sostuvo que dichos documentos obedecen a una "rendición de cuenta genérica", en las que "el comandante en jefe suscribe la propuesta que hace el director de Finanzas, en conjunto con el director de Inteligencia".

En ese sentido, particularmente respecto las declaraciones correspondientes a los años 2010 y 2013, señaló que no tuvo "como comandante en jefe la capacidad de revisar toda la información". Con todo, Fuente-Alba reconoció "como propia la firma estampada en esos documentos (…) donde efectivamente declara bajo juramento que los gastos reservados fueron empleados en fines propios de las actividades respectivas del Ejército de Chile".

Consultado por lo anterior, el exgeneral manifestó que "firmó estos documentos en el entendido que era el procedimiento habitual, sin ningún ánimo ni intención de querer engañar a nadie", reconociendo que algunos elementos pagados con gastos reservados "podrían no estar considerados dentro del contenido de la rendición de cuentas que suscribió a la Contraloría".

Compartir