Deán de la Catedral y abusos de Tito Rivera:

Deán de la Catedral y abusos de Tito Rivera: "No porque le entregaba las llaves sabía lo que pasaba"

  • Por Sebastian Correa

Guardar

Guardada

Con información de Francisca Sepúlveda

El deán de la Catedral, Juan de la Cruz- Suárez, habló sobre el caso del cura Tito Rivera, quien ha sido denunciado de violación y abusos sexuales al interior de la Catedral de Santiago, por lo que tiene que mantenerse alejado por 14 años más del ministerio sacerdotal.

"Tengo mi conciencia muy tranquila, muy limpia, por eso quiero que se digas las cosas como son. Cuando estuve con la PDI tuve una conversación expedita, muy grata, ya que no tengo nada que tapar. No me vengan a decir que porque le entregaba las llaves sabía lo que pasaba", dijo.

Sobre los permisos concedidos de parte del deán a Rivera, este argumentó que: “Yo siempre tuve un trato con él muy cordial, él fue muy respetuoso conmigo, y yo muy agradecido de él, no tenía ningún argumento para decirle no, ni sospecha alguna. Pero eso se interpretaba de que yo le pasaba las llaves, córtenla eso va contra mí, contra mi ética”, afirmó.

Al preguntarle cómo era el propio Rivera dentro del clero,  De la Cruz-Suárez lo describió como un hombre "muy atento y servicial".  "Se podía multiplicar por cuatro, por cinco, y reemplazarnos, es decir,  se ganó el cariño de todos nosotros , es decir el deán y el cabildo”, dijo el deán.

En la misma denuncia de un total de $350 millones realizada por Daniel Rojas aparece el nombre del propio De la Cruz, señalando que el sacerdote colaboró y ayudó a Rivera. Ante esto,  el señalado dijo que “no corresponde en absoluto a la verdad, porque las cosas hay que verlas dentro de una cronología”.

Sobre el uso de habitaciones dentro de la Catedral para concretar los abusos el deán aclaró que le prestaban esta parte de las instalaciones. “Él un día se acercó a mí, y tengo clarísimo eso, me dijo, mire padre usted cree que podría hacer uso de una de las piezas para descansar... pero lógico,  le respondí, es lo más humano, es lo que corresponde”, comentó.

El presbítero declinó tener responsabilidad en la denuncia por presuntas violaciones al interior de la Catedral. “No voy a hacer un mea culpa, porque este es cuando uno es culpable”, concluyó. 

Compartir