Jóvenes chilenos con VIH:

Jóvenes chilenos con VIH: "Debemos romper el estigma y salir a hablar con una voz clara y fuerte"

  • Por Patricia Pineda

Guardar

Guardada

Por Patricia Pineda Ochoa (patricia.pineda@mega.cl)

Han pasado tres años desde que Gonzalo (*) se enteró que era portador de VIH. Para ese entonces contaba con 21 años de edad y una práctica sexual de riesgo fue la causante de que adquiriera el virus. "Estuve mucho tiempo enfermo con candidiasis y esto llevó a realizarme varias veces el examen. Era una situación angustiante porque, supuestamente, los resultados siempre arrojaban un error... Hasta que, finalmente, me dijeron que era VIH positivo. Salí de la clínica asustado, llorando, como si todo el mundo se me estaba cayendo encima…". 

Aunque, actualmente, habla con total normalidad sobre el tema, los momentos de ansiedad y miedo que protagonizó Gonzalo fueron extensos. "Una vez que te enteras, sientes que todo el mundo sabe lo que tienes; te cuestionas y caes en un proceso complejo más de autoaceptación, que de aceptación externa", dijo. 

Acceder a un tratamiento, no fue tarea fácil para este joven. "Después de dos meses de conocer la noticia comenzaron a tratarme". Sin embargo, un factor que no esperaba complicó su terapia: Gonzalo era alérgico al Abacavir, medicamento encargado de bloquear la transcriptasa inversa, una enzima que necesita el VIH para reproducirse.

MIRA TAMBIÉN: Encuesta revela los principales motivos que llevan a los jóvenes a realizarse el test de VIH

Foto: Agencia Uno. 

"A partir de la alergia, la doctora que me trataba junto a otros médicos se reunieron hasta que consiguieron un tratamiento adecuado para mí. Ya estoy indetectable. Nunca he tenido ningún problema de salud asociado y he contado con todo el respaldo de la doctora que ve mi caso en la Fundación Arriarán", comentó.

Historias como la de Gonzalo abundan en el país. Unos tratados a tiempo, afortunadamente, y otros, lamentablemente, ni detectados, producto a la falta de información suficiente o de una efectiva educación sexual desde el seno familiar o las instituciones educativas.

Romper el estigma

Un sondeo realizado recientemente por el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) determinó, y así lo refiere el rector de la Universidad Andrés Bello, Julio Castro, que "la población más afectada son precisamente los jóvenes entre 15-25 años , por falta de una real y efectiva educación sexual que los induce a conductas de riesgo".

Fue justamente por este motivo, aunado al hecho de ser seropositivo, que Gonzalo se abocó a la causa de informar y convertirse en la mano amiga de todos aquellos jóvenes que, al igual que él, tienen el virus.

MIRA TAMBIÉN: Vivir con VIH: En 2018 se confirmaron 1.199 nuevos casos en mujeres

"Debemos romper el estigma y salir a hablar con una voz clara y fuerte. Nosotros no contagiamos el virus, el virus se transmite vía sexual. Nosotros adquirimos el virus, no es contagio. Es súper importante utilizar un lenguaje correcto y somos los jóvenes los factores de cambio, somos las personas con VIH las que podemos hablar de nuestra experiencia, del propio sentir y del estigma que hemos sentido, de la discriminación y la segregación que hemos vivido por parte de nuestro núcleo familiar, amigos y de las instituciones gubernamentales", manifestó.

Información clara

A diferencia de Gonzalo, para Iancu Cordescu "no fue tan traumático" recibir la noticia de ser diagnosticado con el virus. "Yo colaboraba en una institución que trabajaba con el tema, por lo tanto para mí era cercano. Creo que eso me ayudó a entender con más tranquilidad a diferencia de otros jóvenes".

No obstante, lo que Iancu pensó que era una reacción "normal", fue la entrada a un estado de shock , el cual logró superar gracias al apoyo de una amiga psicóloga. "Con ella trabajé todo el proceso de la enfermedad. Al principio estaba bloqueado con el tema, mi reacción fue muy nula, pero posteriormente fui internalizando lo que tenía, hasta que reaccioné".

MIRA TAMBIÉN: Campaña contra el VIH: Kioskos de Santiago ahora venden preservativos a precios accesibles

Foto: Agencia Uno. 

Para este joven, además del tratamiento habitual, la ayuda psicológica es fundamental entre las personas seropositivas, sumado al apoyo que puedan suministrar otras instancias como la familia, la pareja, los centros educacionales, el Gobierno y los medios de comunicación.

"Junto a un grupo de amigos, especialistas también en la materia, nos dimos cuenta que no se estaba comunicando lo que realmente se tenía que comunicar a los jóvenes. Por eso decidimos crear una Fundación (Chile Positivo) para brindar todo el apoyo necesario a las personas que así lo requieran y nos empezamos a educar mucho más al respecto", expresó Cordescu.

A juicio del Coordinador Ejecutivo de Chile Positivo, "en principio los chicos tienen que conocer cuál es la vía de transmisión del VIH porque hay un montón de ellos que hoy en día, y lo estuve revisando en el sondeo hecho por el INJUV, piensan que el virus se transmite por picaduras de mosquito (...) Que crean eso es terrible porque da cuenta que no tienen información certera".

Al respecto, la medición del INJUV precisó que un 97,9% de los jóvenes encuestados sabe que puede contagiarse por mantener relaciones sexuales sin condón con alguien que tenga VIH; un 11% cree que puede transmitirse el virus solo con besar a la persona; un 5,8% por compartir objetos y un 5,3% por bañarse en una piscina con personas infectadas.

MIRA TAMBIÉN: Experto en VIH dice que responsabilizar a la comunidad inmigrante "puede generar xenofobias"

Imagen Cortesía Chile Positivo. 

La importancia del test 

Además de revelar las cifras sobre qué tanto conocen los jóvenes sobre el VIH, la manera que se adquiere y  los métodos que usan al momento de mantener relaciones sexuales, el INJUV reveló el interés de esta población al momento de realizarse el test para diagnosticar si se está ante la presencia del virus.

"Hay muchas personas que se niegan a hacerse el test porque piensan que serán vistos por alguien, porque no quieren sentirse enfermos o porque no quieren asumir que pudieran haber adquirido alguna enfermedad de transmisión sexual por tener relaciones riesgosas", explicó Iancu Cordescu.

Imagen Cortesía Chile Positivo.

Ante esta situación, el representante de Chile Positivo recalcó que el test "es el único mecanismo para conocer si adquiriste el virus o no, por eso la importancia de someterse a éste".

Sobre este particular, Gonzalo apuntó que "es importante que las personas con VIH se tomen los espacios de discusión para generar campañas de prevención para jóvenes que van a iniciar su vida sexual o llevan una vida sexual activa, a fin de no adquirir ninguna enfermedad; por esto es importante tanto la realización de campañas para ofrecer información, como el poner en práctica jornadas para efectuar el test".

(*) El nombre del entrevistado fue cambiado para proteger su identidad. 

Compartir