Denuncia de Ahora Reportajes: El tráfico de recetas médicas para comprar fentermina

Denuncia de Ahora Reportajes: El tráfico de recetas médicas para comprar fentermina

  • Por Jorge Bravo

Guardar

Guardada

Es uno de los medicamentos más codiciados para adelgazar en Chile y se llama Fentermina. Su venta está sumamente restringida por ser un potente anorexígeno y sólo se consigue con una receta médica llamada Receta Cheque.

El ejercicio periodístico comenzó en el buscador de Internet que nos derivó a una vendedora que comercializaba el documento por 25 mil ó 40 mil pesos, según la cantidad de cajas que el comprador requiriera. Nos reunimos con ella en una estación de Metro y tras hacernos algunas preguntas de rigor, como el peso y la estatura, nos entregó las recetas cheques.

El documento legal que nos entregó la vendedora contiene nuestros datos como si el doctor nos hubiese atendido por obesidad severa y está firmado por Ángel María Meriño Rua, un médico colombiano de 40 años, con título validado en Chile. Como es obligatorio que sus datos vengan en la receta, supimos en qué recinto atiende.

MIRA TAMBIÉN: Extraviados: Más de mil niños y adolescentes se han perdido en Chile en los últimos 6 años

El centro médico donde trabaja el Dr. Meriño se llama Denisse, está ubicado en pleno paseo Ahumada y aunque se publicita como un lugar para tratar problemas de obesidad, comprobamos que es una pantalla para vender las denominadas recetas cheque.

Esta noche en Ahora Reportajes vea cómo termina esta investigación que deja al descubierto el tráfico de recetas cheques para posteriormente comprar Fentermina, un supresor del apetito y pariente de las anfetaminas.

¿Qué son las Recetas Cheques?

Es una receta médica retenida, que sirve sólo para comprar estupefacientes y psicotrópicos. Son recetas foliadas, que los médicos compran en las Secretarías Regionales de Salud. Su uso es tan limitado que incluso es posible rastrear las recetas y llegar hasta el médico que las prescribe.

Para qué se utiliza la Fentermina

Es un potente supresor del apetito que lo transforma en anorexígeno y produce un aumento de la presión arterial, puede producir palpitaciones, aumento de la frecuencia cardíaca y podría provocar un aumento de riesgo de enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares

Compartir