La joven madre resistió el paso del tornado. / Captura de pantalla

La historia de la madre que se salvó de milagro en plena tromba marina: "Me aferré a la vida por mi hijo"

  • Por Francisco Jopia

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Una joven madre de 21 años protagonizó una increíble salvada tras el paso de una tromba marina que afectó al sector Brisas del Sol de Talcahuano durante la semana pasada.

El difícil momento que vivió Isidora Muñoz fue captado en los registros de una cámara de seguridad que se encontraba en las cercanías y que deja de manifiesto la fortuna que tuvo la joven ante la fuerza del fenómeno.

"Me voy a morir"

La estudiante de Obstetricia de la Universidad Andrés Bello relató en declaraciones consignadas por SoyConcepción que "iba caminando, había salido hace 3 minutos de la casa y en el trayecto me tapaba, porque el viento estaba muy fuerte. Más adelante iba una persona con un paraguas y se le voló, entonces miré al cielo y pensé que iban gaviotas, pero eran las latas".

MIRA TAMBIÉN: Argentino encontrado con sus genitales cercenados se habría autoinferido las heridas

Al percatarse de que se trataba de un evento tornádico, vino el temor: "me voy a morir, dije. Y cuando me acosté en la banca, pensé por favor que no se lleve la banca, porque si se la lleva me muero (...) Me agaché y de rodillas me doblé un poco, porque el viento me estaba llevando".

Del mismo modo, la joven expresó que durante los angustiosos segundos en los que sintió toda la fuerza del viento y lo que arrastraba a su paso, solo se "aferraba a la vida por mi hijo, para saber si a él le había pasado algo".

¿Qué sintió al ver el video?

Sobre las grabaciones del momento que se dieron a conocer recientemente, Muñoz dijo que "cuando vi el video me quebré, volvieron todos los recuerdos. Fui muy afortunada, es como si un escudo me hubiese protegido del tornado. Realmente todo esto pasó encima mío".

MIRA TAMBIÉN: [VIDEO] Ocho funcionarios de Gendarmería lesionados tras intento de motín en cárcel de Valparaíso

Pese a la traumática experiencia vivida, la estudiante piensa que "quizás fue mejor que me hubiese pillado allá, porque si hubiese estado en la casa los vidrios me hubiesen caído. Eran unos vidrios grandes", concluyó al respecto.

Compartir