Archivo / Agencia Uno.

Banco Central toma medida de shock para reactivar la lenta economía chilena

  • Por Roberto Saa

El Banco Central remeció la tarde de este viernes al mercado financiero al bajar la tasa de interés de 3% a 2,5%, el recorte más fuerte que hace la entidad desde la Crisis Subprime en el año 2009, decisión que fue adoptada por la unanimidad de sus consejeros en su reunión mensual.

La decisión, considerada por varios analistas con "una inyección de vitamina a la vena de la lenta economía chilena" se da en momentos que el crecimiento del país se ha mostrado muy bajo y la inflación sigue completamente controlada, pese que este viernes el INE informó que en mayo el IPC tuvo una sorpresiva variación de 0,6%.

La tasa de interés del Banco Central es el gran parámetro del sistema financiero, y reducirla significa bajar el costo de todos los créditos, o sea hacer más barato el endeudarse. De esta forma se estimula el consumo tanto de empresas como de personas, lo que permite reactivar la actividad económica.

Además, este es el mecanismo que tiene el organismo para cumplir su principal objetivo que es mantener controlada la inflación. Si el costo de la vida se dispara, su sube la tasa y así se desincentiva el consumo y los precios caen, pero si el IPC está muy bajo y además la actividad económica marcha lento, se da el escenario para que el Banco Central recorte la tasa, estimule el consumo y la inflación se mueva más al centro del rango meta que se ubica entre un 2% y un 4%.

En la Reunión de Política Monetaria de Mayo, el Banco Central mantuvo la tasa pero dejó entrever que estudiaba recortar los intereses como una forma de estimular la economía. Varios analistas esperaban que en esta reunión de junio el emisor pudiera recortar en un cuarto de punto la tasa rectora, pero no estaba en los cálculos de nadie que lo hiciera en medio punto, tal como ocurrió este viernes.

A través de un comunicado el Banco Central señaló que "la recuperación de la economía no ha sido suficiente para cerrar la brecha de actividad e impulsar la inflación. Por ello, estimó necesario recalibrar el impulso monetario".

HIPOTECARIOS MÁS BARATOS

Agregó que la guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha transformado en el gran riesgo económico externo y puntualiza que los temores de que esto lleve a un peor desempeño de la economía mundial han ocasionado caídas de las bolsas y bajas en las tasas de interés de largo plazo. De hecho este último punto se ha traducido en fuertes bajas en las tasas de interés de los créditos hipotecarios, cuyo promedio llegó en mayo a su nivel más bajo de la historia con un 2,9%.

Para varios analistas económicos, con esta fuerte reducción de la tasa de interés del Banco Central, las tasas de los hipotecarios podrían seguir bajando a niveles insospechados, lo que sería una muy buena noticia para quienes estudian comprar una vivienda o para quienes ya pagan un dividendo y ahora podrían repactar un recorte en la tasa que pagan.

Según los expertos, el traspaso de los movimientos de la tasa del Banco Central al sistema financiero demoran unos seis meses, período en el cual debieran bajar los intereses de créditos de consumo, hipotecarios, y tasas de tarjetas de crédito.

IMPULSO A LA ECONOMÍA

La decisión del Banco Central de realizar un "agresivo" recorte en la tasa de interés para dar un impulso monetario a la alicaída economía chilena se da justo un día después que el Gobierno anunciars un fuerte envión fiscal a la actividad económica, anunciando la aceleración del gasto de US$1.400 millones en obras públicas y concesiones que "dinamizarán el crecimiento y permitirán crear miles de empleos", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Chile ha sido la economía sudamericana más afectada por la Guerra Comercial entre China y Estados Unidos, ya que esto ha generado un fuerte impacto en la actividad económica, una baja considerable en el precio del cobre y una fuerte alza en el precio del dólar.

Compartir