Tolerancia cero con vendedores ambulantes en el Metro Agencia UNO

Tolerancia cero con vendedores ambulantes en el Metro

  • Por Andrés Ramírez

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Durante el año pasado hubo 77 mil controles a vendedores ambulantes en el metro y este año ya suman 44 mil. El objetivo es bajar esa cifra cuanto antes. Hace dos semanas firmaron un convenio con Providencia y ahora lo hicieron con San Miguel.

"Asociado al comercio ambulante, no quiero generalizar en todo caso, hay diversas actividades ilícitas. El comercio ambulante es ilícito en sí, pero también muchas veces hay disputas territoriales que terminan con agresiones a nuestro propio personal", dice Rubén Alvarado, Gerente general de Metro.

Los mismos guardias municipales ayudarán en la fiscalización y los controles. "Lo que intentamos hacer hoy día es sacarlos de la comuna por distintas vías", explica Luis Sanhueza, alcalde de San Miguel.

En esta comuna hay 5 estaciones de metro por las que circulan cerca de un millón de personas. El objetivo es que los pasajeros tengan un viaje tranquilo, pero sobre todo seguro ante cualquier tipo de peligro que pueda generar el comercio ambulante.

Nuevos convenios

Además de Providencia y San Miguel, el Metro está en conversaciones con otros 7 municipios para firmar nuevos convenios de cooperación. Santiago Centro, Estación Central, Ñuñoa, La Reina, Conchalí, Las Condes y San Joaquín son las comunas con las que pronto podría haber un acuerdo para trabajar en conjunto en la lucha contra los vendedores ambulantes.

Una lucha de 15 años

Sandra Duránes una experta en el comercio fuera del metro. Comenzó hace 15 años, pero al inicio siempre le requisaban sus productos porque trabajaba como ambulante. Se unió con otros vendedores hasta que consiguieron una patente y ahora trabajan todos legalmente fuera de la Estación Ñuble.

"Hace años ya que tenemos permiso, pero estos locales los tenemos hace seis meses. Lo importante es que ahí está mi patente. Trabajamos legalmente. Las ventas no están muy buenas porque la situación económica no está muy bien", dice Sandra.

Compartir