Superintendencia abre expediente de caducidad de concesión de Essal Agencia Uno

Superintendencia abre expediente de caducidad de concesión de Essal

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Este viernes el superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, informó que se abrió un expediente de caducidad de la concesión de Essal, luego de finalizar la investigación sobre el corte de agua potable que afectó por 10 días a Osorno.

"La indagatoria concluye que los hechos investigados son de la mayor gravedad por su duración y repercusiones en la población y en el desarrollo de la ciudad afectada, por acciones de total responsabilidad de la empresa concesionaria Essal", señaló la Superintendencia.

Formulación de cargos

La Superintendencia indicó que por las infracciones que cometió Essal "se han formulado cargos cuyas multas podrían superar los $2.500 millones, monto que solo podrá ser definido una vez que termine el período de descargos al que tiene derecho la empresa".

Los cargos formulados son por: 

  • Incumplimiento de la obligación de calidad de servicio.
  • Incumplimiento de la obligación de continuidad del servicio de agua potable.
  • Afectación de los usuarios.
  • Poner en peligro la salud de la población.
  • No cumplir con las instrucciones de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
  • Entregar información errónea a la autoridad y a los clientes.

¿Qué dijo el superintendente?

Jorge Rivas sostuvo que: "en este caso, además de que van a ser sanciones que nunca se han visto en el sector sanitario, la caducidad muestra otra señal que es que la empresa no ha sido capaz de entregar un servicio de calidad y con continuidad".

"Nuestra legislación sí contempla esta máxima sanción, que es la caducidad, cuando una empresa ya no es capaz de entregar el servicio que la gente se merece", agregó.

¿Qué dijo Essal?

Respecto a las medidas tomadas por la Superintendencia, Essal expresó en un comunicado que: "como empresa queremos manifestar nuestro más irrestricto apego y respeto a la institucionalidad vigente, así como a la Ley General de Servicios Sanitarios que rige en Chile".

"Nos encontramos a entera disposición de la autoridad sanitaria para colaborar durante el proceso administrativo que se inicia, buscando establecer con claridad que no ha existido intención de afectar a nuestros clientes y no se cumplen los requisitos que exige la ley para caducar la concesión de Osorno", agregó la concesionaria.

Compartir