Sichel y aumento de salario mínimo: Agencia Uno

Sichel y aumento de salario mínimo: "Hay grandes empresas que deberían ponerse la mano en el corazón"

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, explicó el aumento del salario mínimo, parte de la serie de medidas anunciadas por el Presidente Sebastián Piñera para abordar la crisis de los últimos días en el país.

Ingreso mínimo garantizado

En su discurso, el Mandatario anunció la creación de un ingreso mínimo garantizado de $350 mil, para cada trabajador de jornada completa que complementan el salario de los trabajadores a jornada completa, cuando sea inferior a los $ 350 mil. Este beneficio se aplicará en forma proporcional a los menores de 15 y mayores de 65 años.

Al respecto, el secretario de Estado explicó, que actualmente hay cerca de 400 mil personas que trabajan al borde del salario mínimo: “Se subió el salario mínimo, pero el costo lo estamos asumiendo todos los chilenos a través de los ingresos fiscales”.

Rol de las empresas

Sin embargo, además del rol que cumplirá el Estado, declaró que “aquí hay grandes empresas que deberían ponerse la mano en el corazón, ver si esta crisis tiene que ver con ellos y quizá ellos mismos hacer esfuerzos así de significativos para aumentar los salarios”.

“Tenemos que preguntarle a las grandes empresas, si pueden hacer un esfuerzo mayor por pagarle mejor a sus trabajadores y esa es la conversación ética que tenemos que tener estos días”, indicó Sichel.

Reflexión de la crisis 

El secretario de Estado también analizó la crisis que enfrenta el país y, en ese sentido, sostuvo que "había desconexión con el mundo de la gente que se estaba sacando la mugre y que muchas veces le tratamos de dar explicaciones de libro, para decirle que su realidad no tenía explicación técnica o que no era suficiente lo que podíamos hacer”.

Además, destacó el perdón que pidió Piñera en su último discurso: “Ese perdón que dio el Presidente es súper simbólico porque es un perdón del Estado, que tiene que ver con una sensación distinta, que los esfuerzos nunca son suficientes, que el foco no lo tenemos que perder, que la explicación técnica no es suficiente y que los grados de humanidad que tenemos que tener para entendernos todos tiene que ser súper distinta”.

Compartir