El origen de Parkinson podría estar en los intestinos.

Recientes investigaciones apuntan que el origen del Parkinson podría estar en el intestino

  • Por Javiera Rodriguez

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Recientes investigaciones publicadas en diversas revistas científicas señalan que el origen del Parkinson podría estar en el intestino.

Esto se debe a que el desequilibrio de la microbiota intestinal elevaría el riesgo de que una persona pueda desarrollar la enfermedad.

Investigaciones en Chile

El neurólogo Carlos Aguilera, en el año 2016, realizó un protocolo de investigación donde tomó muestras a un grupo de pacientes con Parkinson y controles sanos para estudiar las características de su microbiota, demostrando que la microbiota de las personas con esta condición es poco variada.

MIRA TAMBIÉN: El innovador tratamiento para combatir el mal de Parkinson

"Uno de los síntomas más persistentes de la enfermedad es la estitiquez y eso habla de que probablemente la degeneración neuronal también degenera y provoca que el intestino no funcione en forma adecuada", explicó Aguilera.

Las neuronas y el intestinos

"El intestino es un órgano productor de inmunidad, productor de una enorme cantidad de neurotransmisores, entre ellos la dopamina y la serotonina", indicó Aguilera

Es por esto que un grupo de científicos de la Universidad Mayor, liderados por el doctor René Vidal, desarrollaron una terapia genética para rejuvenecer el cerebro.

MIRA TAMBIÉN: Científicos chilenos utilizan moscas para investigación sobre el Parkinson

"En la enfermedad de Parkinson se genera la muerte de un grupo específico de neuronas. Esto genera que haya un disminución de un neurotransmisor que se llama dopamina, lo cual genera los síntomas motores de esta enfermedad", señaló Vidal.

Vida saludable

Los altos niveles de estrés, una alimentación alta en harinas blancas, azúcar, malos aceites, la automedicación y el uso indiscriminado de antibióticos, van afectando la microbiota.

"El llamado a la población es volver a la comida más natural, vegetales, frutas, no consumir alimentos elaborados o procesados", expresó Vidal.

Además, para una microbiota saludable se recomienda el consumo de probióticos, un suplemento que contiene microorganismos vivos destinados a mantener las bacterias del intestino saludables.

Compartir