[VIDEO]

[VIDEO] "Pobre Marcelo": Olvidó el celular en casa de su novia y ella descubrió sus infidelidades en Instagram

  • Por Pablo Torres

Guardar

Guardada

"¡Pobre Marcelo!". Así fue como irónicamente una mujer expresó la tragedia que le había ocurrido a quien, hasta entonces, era su novio, pero que un descubrimiento lo dejó claramente sin pareja y humillado públicamente.

Se trata de Marcelo Ceballos, un argentino que pasó la noche en la casa de Gabriela González, donde olvidó su celular. Ahí, la mujer desbloqueó el aparato y revisó los mensajes de Instagram del hombre, descubriendo que le era infiel, con varias pruebas gráficas.

"Quería contarles a todas las chicas de Instagram que Marcelito se olvidó el celular en mi casa, pobrecito", sostuvo al inicio del primer video que la misma González subió al Instagram de Marcelo.

MIRA TAMBIÉN: [FOTO] La historia de la abuela que "adoptó" a un nieto por error para Acción de Gracias

"Le revisé todas las conversaciones y este paje... hijo de p... La verdad no lo puedo creer. He encontrado fotos de pij..., tet… de las minas que le envían. La verdad Marcelo yo no lo puedo creer" dijo furiosa Gabriela González, revelando que hace dos años que eran novios.

Pero continuó. "Las minas son un desastre, chicas les estoy advirtiendo. Lo peor de todo es que me decís: 'Ay no, es una broma'. Es un paj... sépanlo chicas, a todas les miente y les dice que no tiene novia", dijo, creando el hashtag #PobreMarcelo. Finalmente, la exnovia de Marcelo Ceballos cierra las historias diciendo que "acá se terminó todo".

 

Pero eso no fue todo, porque el propio aludido reinició su cuenta de Instagram y salió al paso de las críticas. "Quiero desmentir que estaba de novio con ella, hace dos meses me separé. Por otra parte, me duele ver esta sociedad donde sólo escuchan una versión de los hechos y toman partida", dijo en una foto.

"Me parece injusto, además de que violaron mi intimidad y la de todos los que hablan conmigo, me difamaron. Por suerte cuento con el apoyo de mi familia y amigos que saben qué clase de persona soy, y me apoyan en este momento. Lamento la enorme cantidad de gente que me insultó por mensajes privados. Por suerte tengo una vida más ocupada que la de ellos. Saludos", argumentó Marcelo.

 

Compartir