Lo más burro, simple y entretenido a la vez en Netflix

Lo más burro, simple y entretenido a la vez en Netflix

  • Por Matías Andújar

Seguir

Guardar

Guardada

Por: Matías Andújar 

Para fines de este año, Disney lanzará su proyecto estrella. Disney Plus. Una nueva OTT que apunta con su cañón lleno de pólvora directamente a Netflix. Una OTT (Over The Top), en pocas palabras, es una plataforma de videos por internet. O sea, sin necesidad de TV abierta o por cable. O sea, como Netflix, sí. Es el mejor ejemplo para que entienda lo que es una OTT. Disney ya se puso el traje de baño y, como le contaba, al cierre de este año, el 12 de noviembre, se tirará a la piscina. Compró Fox, creando una fusión grosera. 

A parte del contenido de Disney, recordemos que ya había comprado Pixar, también tiene el contenido de Marvel, compró Lucasfilms, que ya trabaja en un Episodio IX de Star Wars y en Indiana Jones 5, más todo el universo de National Geographic. Fuerte amenaza.

Netflix retira y repone contenido cada mes, y mes a mes me convence menos. Me da la impresión que se están guardando para la gran batalla. O definitivamente tiene algo contra mí o quienes usan mi cuenta, porque me han sacado todo.

Hay un montón de estupideces, que me encanta ver, que ya no están. Acá hay algunas de las nuevas y las que no han sacado con las que vale la pena ganar el tiempo. Siempre es bueno ver películas. Sobre todo si son tontas. Dejan más mensaje. 

1.- Trailer Park Boys. Este es uno de los secretos mejores guardados de Canadá. Con 12 temporadas, es bastante poco conocida en nuestro país. Y lejos, entre las mejores series del cielo y la tierra. En serio. Al principio, como todo en esta vida, cuesta entender de qué va, como dicen en España. Es un formato atípico. Documental falso es el primer concepto que la define. Por lo mismo, la textura es muy cruda. Hoy, hasta el  fútbol pareciera estar en formato cine. Aquí el movimiento de la cámara es al hombro y todo queda grabado, registrado en video digital. Sin ninguna introducción, entramos al mundo de Sunnyvale, un lugar ficticio que no es ni pueblo ni ciudad y que pareciera, como una galaxia, no tener un límite definido. Un lugar con poco y nada de ética. Solo unos pocos personajes tienen los pies firmes en el suelo. Gira en torno a la miseria y el caos de esta comunidad. El día que Julian sale de la cárcel empieza el documental. Junto con su amigo Ricky, han vivido de todo lo que guarde relación con romper la ley. Harán lo que sea para conseguir dinero. Gracias a este “asistir” a la vida de Julian, podremos conocer a los otros personajes que lo rodean. Hilarantes. Encargados de generar tanta estupidez que se le formará una cavidad al colchón de tanto rebotar en él. Las actuaciones son precisas para este formato. Realistas a concho. En otro medio, salió un ranking de las 60 mejores series de Netflix. ¡60! Y ésta no estaba. 

2.- La Niñera. Sangre. Sin mucho argumento, es la típica película bien gringa donde la niñera de un menor de edad es la villana. Y no es un spoiler. Basta ver a la niñera, interpretada por Samara Weaving, para saber que algo no tan bueno se trae en mente. La presentación es un poco larga para llegar a lo que nos convoca. Pero vale la pena. Entre risas y consternación, no sabrás si reír u horrorizarte. A mí, estas cosas llenas de sangre y muertes, me encantan. Ésta la vi junto con una persona que, como buena actriz, es muy exagerada. Se tapaba la cara, la boca, gritaba. Hasta que me di cuenta que se empezaba a reír. Y es que estaba entendiendo la forma, el lenguaje en que estaba confeccionada la película. El género de este tipo de pelis es “Comedia de Terror” y aquí el humor negro es fundamental. Si le gusta ver sangre, sangre por sangre, cuchillos, muertes fulminantes, dele click.  

3.- El Bebé de Bridget Jones. No sabía de la existencia de esta película. Sin ser un seguidor de Bridget, es innegable que te hace pasar un muy buen rato. Con alguna duda —siempre hay que dudar—, creo que es más entretenida que las dos anteriores. Es que tiene un ingrediente que nunca falla. Ese ingrediente se llama tensión dramática. Es eso que te mantiene expectante. ¡Y es que Bridget no sabe quién es el padre de su  hijo! Por su puesto, la eterna vida de soltera, la mala suerte en el amor, las caídas, las metidas de pata, son el leitmotiv de la película. Mark Darcy (Colin Firth) vuelve a aparecer en la vida de nuestra cuarentona, como un afta en la encía. Esta vez Bridget tiene un buen trabajo, lo hace bien, tiene buenas amigas, hasta que sale de juerga, impulsada por éstas, termina de cuerpo entero en el barro y es ayudada por un gentil americano, con bastantes o todos los atributos que ella busca. 

4.- Corazón de León. Es una comedia romántica argentina. Es antigua, o sea, del 2012, pero nunca te saldrá en los resultados que sugiere Netflix, sino que hay que buscarla por su nombre o por actor. Guillermo Francella. Famoso en Argentina, y  por lo mismo, a los que se creen duros, que les gusta solo el cine seriote, les carga Francella. Aquí el actor encarna a León Godoy, aclamado arquitecto de 1,36 metros. Después que, sin querer, incluso contra su voluntad, Ivana Cornejo (Julieta Díaz) se enamora del carismático pequeñín, debe luchar contra los prejuicios y su propia inseguridad entorno a estos 40 cm faltantes. Está buena, porque además de hacerte reír de la estupidez social del “enano”, te invita a meditar sobre la posición en la que uno se encuentra y ojalá, sobre la que podrías confeccionar en un futuro. 

5.- Piña Express. Marihuana. Por montones. Y un asesinato que Dale Denton (Seth Rogen) no debía presenciar. Así, entre escapes, enfrentamientos, gritos, risas, el dealer y el cliente, siempre con los ojos rojos, le harán el quite a quienes quieren ser sus asesinos. Rogen hace una dupla impecable con el multifacético James Franco. Una de las cualidades de Seth Rogen, es que es tan transparente en escena, que siempre es un agrado verlo. Además, su faceta de comediante parece no debilitarse. Piña Express es el nombre de una nueva variedad de la planta, de combinaciones y sabores perfectos, irresistible y difícil de encontrar. Al dejar una huella, los asesinos prueban y reconocen el gustillo. Sabrán dónde encontrarlos. Salió Piña Express 2, pero no está en esta OTT. 

6.- ¿No Es Romántico? Ésta acaba de salir. Está fresquita. Quiero decir, es del 2019. Va bien en la onda de Amor Ciego. Pero al revés. Aquí, una simpática mujer, que para hacer manifiesto y explícito el tema, la muestran con varios kilos, tiene una vida normalmente aburrida y, claro, es terriblemente desafortunada en el amor. Hasta el día en que se da un terrible golpe en la cabeza, que la deja en la clínica, y ahí el mundo, su vida, se invierte en 180°. Entonces todo se convierte en el cliché de la comedia romántica, tanto en la estética, la escenografía, y, obvio, en el tipo de relaciones. Se ve inserta en esta fantasía de pasiones. En una dimensión que ni ella se explica. Todos de ella se enamoran, quienes eran sus amigas son sus enemigas y hasta su sucio perro está blanco perla. Vemos la figura de la mujer pasada a llevar por los estereotipos impuestos por la comunidad, la estupidez de éstos, y se evidencia al hombre como responsable de esta postura macho alfa, pero también a la mujer de desearlo. Ambivalente para los dos extremos, entre el sueño y la realidad, se disputa la postura que cada uno debe tomar. La gracia radica en que es muy banal y cuesta tomarla en serio. Incluso el mensaje. Pero se instala. Debe picarte y debes rascarte. 

   

7.- Monty Python y Los Caballeros de la Mesa Cuadrada. Clásico. Lo anoto acá porque hay generaciones que desconoce este grupo de humoristas ingleses. Su humor no es para todos. Creo que al ser del año 75, podría ser un hecho por el que se ha ido perdiendo su tradición y por el que no a todos les causa gracia. Cambia todo cambia. Además son más teatrales que cinematográficas, en sus actuaciones, principalmente. Un estilo al que no estamos acostumbrados hoy. Igual, cuando hacen cine, utilizan muy bien los recursos que brinda éste. Caballos, grandes castillos, explosiones, mutilaciones, entre otros, acompañan la historia donde es el Rey Arturo quien busca el Cáliz de Cristo. Importante: Terry Gilliam es miembro de esta compañía. Director de películas esenciales como Brazil, 12 Monos y Pánico y Locura en Las Vegas. Comenzaron como un programa de televisión, allá por el 69, que, por su éxito y calidad, fueron derivando en obras de teatro, películas, musicales, discos y hasta libros. Desde sus orígenes, se les ha considera una especie de padres de la comedia. Si no los conoce, instrúyase. Si los conoce, por favor omitir este mensaje. *Se dice «por favor». Cuando dices, por ejemplo, “favor omitir este mensaje” no estás pidiendo nada. Me lo enseñó el profe Jaime Campusano. 


******
Zona tres datos:

1.- En Piña Express la palabra «fuck» y sus derivados es dicha 180 veces. 

2.- Led Zeppelin, Pink Floyd y Genesis aportaron al presupuesto de Monty Python y Los Caballeros de la Mesa Cuadrada.

3.- Han hechos dos remakes de Corazón de León. Una versión colombiana (2015) del mismo nombre y una francesa (2016) llamada Un Homme à la Hauteur.

 

Compartir

Temas de esta nota