¡Conmovedora historia! Durante una viaje de trabajo, un hombre llamado Wesley se encontró con un perrito abandonado en una pequeña isla desierta frente a la costa de Belice.

Según contó el hombre, cerca del lugar no había absolutamente nada y no existía forma alguna de que el animal hubiese llegado nadando, por lo que se acercó al él y lo encontró visiblemente desnutrido. Hasta ahora, no sabe cómo sobrevivió tanto tiempo solo en el medio de la isla.

Una vez con él, tomó al perrito y lo llevó al hotel donde se hospedaba para darle comida y un techo donde dormir. Sin embargo, Wesley, oriundo de Texas, Estados Unidos, no podría llevarlo de vuelta con él, por lo que una voluntaria del sector se ofreció a cuidarlo por dos meses para que tomara algo de fuerza.

Luego, el rescatista volvió a Belice en busca del perrito. "Hubo un momento en que pensé que quizá no me recordaría porque sólo estuvimos juntos un periodo breve, pero le tomó un par de minutos olfatearme para que la llevaron muy bien. Cuando lo vi por primera vez todo pasó tan rápido que nunca imaginé que llegaría a ser mi perro. Él me encontró y yo lo encontré, no puedo evitar imaginar que esto fue parte del destino", contó.

Ahora, este perrito se llama Winston y está más feliz que nunca junto a su nueva familia, lejos del abandono y con su plato siempre lleno de comida.

Esta historia es presentada por Credelio, fuerte contra garrapatas y pulgas.