¡Increíble historia! Pablo, un perrito de 2 años, se perdió en Francia durante unas vacaciones junto a su familia. Pero lejos de sentirse asustado, el can hizo todo lo posible por volver a casa y recorrió alrededor de 380 kilómetros para regresar.

Sus amos, Catherine y Roger, fueron a Italia en autocaravana y decidieron hacer una parada en Saint-Martin-de-Belleville. Sin darse cuenta, su terrier alemán salió a pasear solo mientras permanecían parados. Horas después, Pablo ya no se encontraba a su lado.

Según consigna el medio 'France Bleu', la pareja decidió esperar a su perrito. "Esperamos durante horas. Incluso pasamos la noche allí, sin éxito", explicaron. Sin embargo, Pablo no llegaba y ambos decidieron denunciar su desaparición.

Las horas pasaron y la preocupación de Catherine y Roger aumentaba. Pero algo insólito ocurrió: un amigo de la pareja, responsable de vigilar su casa ubicada en la ciudad de Gard, en Francia, les envió una foto junto a Pablo que los hizo estallar de alegría. "Reconocí a Pablo, no lo podía creer, fue un verdadero momento de felicidad", señaló la mujer.

Según contaron, el animal volvió bastante desmejorado y en malas condiciones, por lo que rápidamente volvieron a casa y decidieron ponerle un collar con GPS para no volver a vivir una experiencia similar. Hasta ahora, la pareja no encuentra una explicación a lo sucedido, pero sí saben que Pablo es el perro más fiel del mundo.

Esta historia es presentada por Credelio, fuerte contra pulgas y garrapatas.