En este nuevo capítulo de Comer y Sanar conocerás la historia de Luisa y Mario, quienes tienen dos hijos, Sara de seis años y Máximo de 7, quienes son muy selectivos con la comida, siendo considerados por sus padres como "mañosos" ya que se rehúsan a comer frutas y verduras.

La misión de Connie Achurra será ayudar a esta familia a que sus hijos coman estos alimentos que no les gustan, pero en preparaciones diferentes, acercarlos al rito de la cocina y de esta forma hacerlos partícipes de las preparaciones.