Sara tiene un vecino que cada vez que la ve queda alucinando con tanta belleza. El hombre no deja de observarla. Sin embargo, al parecer será descubierto.