Nuestro infiltrado se hizo pasar por un paciente psiquiátrico, y así infiltrarse en un hogar clandestino para personas que necesitan cuidados especiales. Ahí investigó por dentro la realidad de esas casas, descubrió lo que ofrecen, lo que entregan, las deplorables condiciones en que operan, y develó situaciones peligrosas e irregulares que no son fiscalizadas apropiadamente.

Revive el capítulo y descubre la realidad de las personas que viven con discapacidad mental.