Encuéntranos en INSTAGRAMFACEBOOK y TWITTER

"No me había pasado anteriormente(...) Me dio una corazonada de mujer, de madre, de esposa, de que esa persona necesitaba mi ayuda" , expresó Ninet Soto, operadora de 133 de Carabineros de Chile que este fin de semana recibió un llamado de auxilio de una mujer de 22 años que simuló pedir pizza para denunciar violencia intrafamiliar.

En Mucho Gusto habló de la empatía y sensibilidad que la llevó a deducir que estaba frente a una situación de agresión y no una pitanza. "Nosotros tenemos que escuchar a las personas", sostuvo la funcionaria de la institución. 

 Si quieres escuchar el audio de la conversación teletónica ingresa AQUÍ.