Dos mujeres jóvenes chilenas se vieron brutalmente engañadas y afectadas por las malas prácticas en una la Clínica Endelweiss, donde un doctor supuesto cirujano plástico que operó a ambas las dejó con horribles secuelas y al borde de la muerte. Las cicatrices y el post operatorio se volvió un calvario, las heridas se necrozaron y ambas jóvenes terminaron en hospitalizadas en clínicas privadas enfrentando una difícil recuperación ya que no podían nisiquiera caminar.

Ambas ya han iniciado procesos judiciales contra el médico y la Clínica. 

Revisa el reportaje en el video.