Nuevos casos se suman a la denuncia de mala praxis en la clínica estética Chile Clinic, que no ha entregado soluciones satisfactorias a las pacientes que aún señalan cargar con las secuelas de estos procedimientos médicos. 

Tras una abdominoplastía que terminó con una gran herida, Jessica, una de las denunciantes cuenta que asistió a la clínica para realizar sus curaciones. "Me cosían en una sala, ni siquiera en un pabellón, nada. (...) Llegué a hablar con el director de la clínica y él me llegó a decir que desgraciadamente el doctor no hacía una evaluación psicológica antes de operar. Me quiso decir que estaba loca", señaló.

El gerente general de este centro de salud, Felipe Sánchez, se comunicó hace unos días con el matinal para dar su versión de los hechos e indicó que todos los profesionales que trabajan en Chile Clinic cuentan con su certificación en la Superintendencia de Salud, lo que más tarde fue desmentido. 

El presidente de la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Chile, Claudio Thomas, declaró que "al menos en el listado de médicos que ellos presentan en su página web, me llamó la atención este doctor venezolano que tiene certificada su condición de médico en Chile, pero ninguna certificación en otro tipo de especialidades".

"Me parece que aquí hay cosas claras y las pacientes tenían derecho a quejarse por el resultado", declaró Thomas. 

Revisa todos los antecedentes en la nota.