Graves lesiones ocasionadas por terceras personas provocaron la muerte de un menor de dos años, de nombre Ángel, en Curacaví, quien fue ingresado de urgencia al hospital, pero las consecuencias -de al menos dos semanas de golpes- terminaron con su vida. 

La información preliminar que se maneja es que  la madre, la abuela y la pareja de ésta son los presuntos responsables de la muerte del niño. Él último presentaba daños en su cabeza, cuello y extremidades que sufrió en las 48 horas previas a su fallecimiento.

Hoy en Mucho Gusto conversamos con la vecina que cuidaba a Ángel. Revísalo en el video adjunto.