El estudio llevado a cabo por la Facultad de Ciencias Físicas Matemáticas de la Universidad de Chile, titulado "Monitoreo sísmico y potencial sismogénico de la falla de San Ramón", demostró que la zona en cuestión tendría una extensión de al menos 50 kilómetros. 

Esta superficie geológica situada al oriente de Santiago, atraviesa seis comunas: Puente Alto, La Florida, Peñalolen, La Reina, Las Condes y Vitacura y se convierte en una constante amenaza sísmica. Hoy en Mucho Gusto, el doctor en geología de la Universidad de Chile explicó: "Es mejor un terremoto grande que muchos pequeños".

Revisa aquí toda la información.