Este jueves comenzó Mucho Gusto con las clásicas confesiones matinales de nuestros panelistas, pero sin duda hubo una que todos comentaron: Karla Constant dio detalles de la fastidiosa situación que vivió anoche,  porque su marido no la dejó dormir plácidamente. 

La animadora contó que a eso de la 1:30 am, Andrés estaba comiendo papas fritas sobre la cama, mientras que ella debía levantarse a las 5:20 para llegar al trabajo. Ante su rabia e incomodidad, Karla decidió desahogarse escribiendo en una libreta todo lo que sentía. 

Revísa acá la confesión completa.