Joaquín Méndez se trasladó hasta el Palacio de La Moneda para presenciar el característico cambio de guardia de Carabineros de Chile, pero esto tenía un motivo muy especial, porque el argentino sería testigo del sueño de Facundo, el pequeño que desea ser parte -algún día- de la institución.

Todo comenzó en la calle Bulnes donde el argentino mostró el desfile que iniciaba a eso de las 9:50 de la mañana, cuando se encontró con dos "mini" carabineros que cautivaron al panelista y televidentes con su disciplina y ternura extrema. 

Los tres hicieron de las suyas en la casa de Gobierno. ¡No te lo pierdas!