Durante el pasado feriado el panel debió enfrentar un desafío de baile de los años 60, es aquí donde José Miguel Viñuela intentó sorprender, una vez más, con sus particulares pasos. El coreógrafo Darwin Ruíz se prestó para el juego del animador y durante una especie de "lift" el vestuario ya no aguantó más y abandonó a nuestro animador.

Nadie quedó exento del chascarro e incluso uno de los diarios nacionales más populares lo destacó en una de sus páginas ¡Viñuela eres único! ¿Te lo perdiste? No te preocupes, el panel revivió el momento, al comenzar la mañana ¡Mira!