La falta de lluvia durante este invierno en Chile y las altas temperaturas debido al calentamiento global y cambio climático, es inminente. Es por esto que, con urgencia, se están creando proyectos que buscan combatir la sequía del norte trasladando agua desde el Biobío.

Si bien la ausencia de lluvia en lo que va de año afecta a todos los chilenos, los agricultores son unos de los principales afectados. Frutas, verduras y hortalizas tardan el doble en alcanzar un tamaño adecuado para ser cosechadas, lo que afectaría directamente en el alza de los precio de estas.

Tomar conciencia por el cuidado del medio ambiente es urgente, porque se estima que para el año 2050 los recursos hídricos comenzarán a agotarse. 

Revisa el informe completo.