Pedro quiere tener una conversación importante con Laura. Ambos tuvieron una recaída, pero Laura se arrepiente de eso. El abogado quiere preguntarle a su ex si van definitivamente a divorciarse. Si bien, entrarán en una discusión como las de siempre, Laura recordará que Pedro, a pesar de todo, ha sido atento con sus hijos y la idea de separarse los embargará de emociones. 

Mané está desconsolada por no haber podido casarse con Javier. A su vez, Florencia tratará de brindarle todo su apoyo para que pueda superar este mal momento. Ahora Javier buscará refugiar su mentira en el departamento de Diego, que espera a Antonia para hablar sobre las proyecciones que tendrían como pareja y sobre cómo está enfrentando Martina el romance que descubrió entre ellos.