Finalmente Kike decidió empezar a trabajar y la mejor opción para él fue comenzar como Uber, por lo que le pidió el auto prestado a Antonia, quien no tuvo problemas.

Pero en su primer día de trabajo no le fue muy bien, ya que uno de los pasajeros se enojó con él por no dejar de cantar y quiso bajarse del auto. Además, le dijo que le pondrá cero estrellas en la clasificación.

Revisa este momento en el video.