Kike enloqueció cuando vio a su hijo llegar golpeado a la casa luego de haber ido a la discoteque con Manu, el músico no soportó que le hubieran tocado a alguien de su familia y al día siguiente fue temprano al colegio para enfrentar a Benjamín, el compañero de curso que le pegó a Martín. Al llegar a la casa de vuelta pudo estar con su hijo que a pesar de estar molesto pudo entender lo que su papá sentía.

Revive este momento a continuación.